Pánico en el Meta

Habitantes del Meta expresan su angustia y preocupación por la inminente creación de 4 zonas de despeje en su departamento.

 El inminente establecimiento de 4 zonas veredales en el departamento del Meta, ha generado una ola de pavor en las comunidades que viven en los municipios en los que serán concentrados los terroristas de las Farc.

Los habitantes de La Macarena, Vistahermosa, Mesetas y Mapiripán, han denunciado que las Farc, desde que se hizo el anuncio de las tales zonas veredales, se han dedicado a extorsionar a campesinos y comerciantes de la región bajo la mirada impotente de las autoridades que, por cuenta del cese bilateral de hostilidades, no tienen capacidad de contener el desafío delictivo de los antisociales.

En diálogo con Los IRREVERENTES, el representante a la Cámara por el departamento del Meta y miembro del Centro Democrático, Fernando Sierra, confirmó que en la región se percibe un ambiente se zozobra en los habitantes. “Los milicianos de las Farc están moviéndose tranquilamente por las cabeceras municipales, dedicados al boleteo y la extorsión de la población. Por ejemplo, en la vereda de La Cooperativa (en Vistahermosa), recibimos una denuncia: las Farc citaron a los campesinos a las 4 de la madrugada en el mercado y les dijeron que tenían hasta las 8 de la mañana para irse de la región, porque no quieren que estén allí. Le recuerdo que en La Cooperativa, va a haber una de las zonas de despeje para la guerrilla”, dijo el congresista Sierra.

La comunidad siente desprecio por la guerrilla. Durante décadas, los habitantes de esos municipios han padecido el rigor criminal de las Farc y ese repudio se vio reflejado durante el proceso de recolección de firmas contra los acuerdos de paz que lideró el Centro Democrático. De acuerdo con el representante Sierra, “en todo el departamento del Meta recolectamos más de 74 mil firmas y en un municipio tan perjudicado por las Farc como Mesetas, 1500 compatriotas se sumaron a la iniciativa de nuestro partido. Pero hay que decir que lo hicieron con miedo. Manifestaban su interés de firmar, pero lo hacían escondidos, por temor a que un miliciano de la guerrilla los viera y tomara represalias contra ellos”.

Fuerza Pública inmovilizada

Por cuenta del cese bilateral de hostilidades, la policía en esas regiones no tiene la menor capacidad de acción contra los criminales. Antes de que se revelara el nombre de los municipios que serán sometidos al despeje para que la guerrilla establezca allí sus “Estados independientes”, los bandoleros de la guerrilla actuaban clandestinamente. Ahora, cuando se está a pocos días de la puesta en marcha de los despejes, los extorsionistas caminan libremente por las calles, delinquiendo con la tranquilidad de que no serán detenidos por las autoridades colombianas.

Los comandantes de la policía de La Macarena, Mesetas, Vistahermosa y Mapiripán no pueden expresarse con libertad. Repiten un libreto y su capacidad de acción es casi nula. Sus superiores no les han dado ninguna información puntual sobre lo que va a suceder ni cuáles serán los lineamientos que deberán seguir una vez entren en vigor las zonas de despeje.

Gracias a la Seguridad Democrática, la calma y la tranquilidad habían regresado a esas regiones y ahora, por cuenta del proceso de paz, los habitantes de esas apartadas zonas del país, vuelven a padecer, con impotencia, el gobierno de facto de la organización terrorista Farc.

@IrreverentesCol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *