Día: 10 enero, 2017

¿Y la Farcpolítica qué?

Las Farc aterrorizaron a Colombia durante 60 años con complicidad de dirigentes políticos. La justicia nunca quizo investigar la Farcpolítica.  Por cuenta de la locura colectiva que ha producido la firma del acuerdo entre Santos y el jefe narcoterrorista alias Timochenko, se ha pasado de largo sobre un asunto de colosal importancia: el maridaje que durante décadas existió entre el terrorismo de las Farc y un grupo de dirigentes políticos que, desde la legalidad, alentaban el accionar criminal de esa organización. El país no puede olvidar el contenido de los computadores que fueron incautados luego de la operación en...

Read More

Jesús Vallejo Mejía: En qué estamos

   El odio es un pésimo ingrediente en la política, pero es real, inspira acciones destructivas y envenena las relaciones sociales. Anncol, cuyos nexos con las Farc son notorios, nos acusa a los 14 firmantes de un documento en el que pedimos acción contra la tenaza de Santos con dicha organización narcoterrorista, de hacer parte de la derecha fascista uribista y estar promoviendo un golpe de estado. El documento que suscita la airada reacción de Anncol puede leerse pulsando el siguiente enlace: Hay que pasar a la acción Vamos por partes en el análisis de ls acusaciones que nos formula Anncol. La primera consiste en que los firmantes somos fascistas. Ariel Peña, uno de los acusados, ha dado oportuna y certera respuesta al cargo en escrito que acaba de publicar Debate. (Ver ¿Cuál fascismo?). Poco tengo para agregar a lo que dice ahí mi compañero de infortunio, quien recuerda las afinidades que hay entre el marxismo-leninismo que profesan las Farc y el fascismo que dicen combatir. Sobre estas afinidades versa en buena parte el excelente libro de Vladimir Tismaneanu (“El Diablo en la Historia”), que comenté en mi más reciente artículo. Uno y otro hacen parte del totalitarismo que no solo se caracteriza por su hirsuto antiliberalismo, sino por su ímpetu genocida. El  libro de Servando González que lleva el título de “La CIA, Fidel Castro, el Bogotazo y el Nuevo Orden...

Read More

El Tejemaneje-Enero 10

La candidata presidencial Claudia Nayibe López debe aclararle al país episodios de violencia física contra otras mujeres protagonizados por ella. La agresora Ahora que Claudia Nayibe López anda de precandidata a la presidencia de la República, tendrá que entender que cuando se le pregunte por cualquier aspecto de su vida que le produzca incomodidad no puede responder con diatribas, insultos y escudarse en su condición de integrante de la comunidad LGBTI para no esquivar los cuestionamientos, cosa que hace con inusitada frecuencia. Hace varios meses se supo de un bochornoso episodio en el que ella, literalmente, agarró a golpes...

Read More

Rafael Nieto Loaiza: De pachanga y con menores

No terminó bien el año pasado, con Santos y su equipo aliados con las Farc para desconocer el resultado del plebiscito y hacerle trampa a la democracia, y la Corte Constitucional y una magistrada del Consejo de Estado polítiqueando de manera burda y descarada a través de sus providencias, no solo para avalar el asalto sino para tratar de deslegitimar la victoria del NO. Muy mal andan las instituciones cuando se desconoce la voz soberana del pueblo expresada en el plebiscito, todo el poder se concentra en cabeza del presidente, la rama legislativa y la judicial pierden su independencia y se subordinan al ejecutivo, colapsa el sistema de frenos y contrapesos, y a los jueces no les importa desconocer sin más sus propias y previas decisiones. La Constitucional pasa por encima de su sentencia sobre la reforma de “equilibrio de poderes” y su teoría de la sustitución de la Constitución y también de su sentencia sobre la ley de plebiscito y sus tesis sobre la obligación de respetar la voluntad del constituyente primario expresada en las urnas y la refrendación popular del acuerdo con las Farc. La Magistrada contradice las decisiones previas en que el Consejo de Estado sostuvo que no tiene competencia para estudiar la constitucionalidad de los plebiscitos y alguna decena de sentencias más. Mal, muy mal están las instituciones cuando los jueces renuncian a defender la...

Read More

Ángel Alirio Moreno: Las concesiones viales y una variante para San Gil

  En 1997 cuando se estructuró el proyecto de concesión vial Zipaquirá-Palenque (Bucaramanga)  y en 2001 cuando se suscribió el contrato de Concesión con la Unión Temporal Concesión Vial Los Comuneros, no se preveía el elevado flujo vehicular sobre los tramos Puente Otero-Oiba y Oiba-Palenque.  El cierre financiero de la concesión, contempló la rehabilitación de 370 kilómetros de carretera, la construcción de una variante en Chiquinquirá y puentes peatonales en Barbosa, El Socorro y San Gil. No se proyectaba aun la Construcción del Parque Nacional del Chicamocha y de una serie de obras regionales que dinamizaron a gran escala el renglón que alimenta hoy parte de la economía santandereana: el turismo. En 2002, luego de tímidos debates en la Asamblea Departamental de Santander se logró llamar la atención del gobierno nacional y junto a un estrenado congresista de Santander y otro de Cundinamarca, en equipo con los gobiernos departamentales y los medios de comunicación regional, con la amenaza de un bloqueo de la vía por parte de la comunidad, se “consiguió” la ampliación en un año más de la concesión y en consecuencia la suscripción del Contrato Adicional No 2 por 10.640 millones de pesos, destinados a la construcción de la variante o perimetral de Ubaté y el Tercer Puente de San Gil.  La duración de la concesión era por 6 años, periodo durante el cual el concesionario esperaba...

Read More
  • 1
  • 2

La caricatura de Archi

Últimos Tweets