El constructor cartagenero Arturo Cepeda Faciolince, no paga sus millonarias deudas en Colombia, mientras esconde su inmensa fortuna en Panamá.

Arturo Cepeda Faciolince es, sin dudas, uno de los empresarios más respetados y reconocidos en la ciudad de Cartagena. Propietario de una de las firmas de construcción más reputadas en la capital de Bolívar, constructora Barajas S.A, forjó fama como un industrial serio y comprometido con el desarrollo de su ciudad.

Las construcciones hechas por Cepeda Faciolince son emblemáticas. Está el lujoso condominio Barcelona de Indias o el edificio Infinito, una hermosa torre ubicada en la avenida del malecón con calle 11.

En los últimos meses, a pesar de su evidente éxito empresarial, Arturo Cepeda ha manifestado estar pasando por una supuesta crisis financiera para escudarse y no cumplir con el pago de millonarias deudas.

A través de maniobras bastante cuestionables, el constructor ha logrado evadir el pago de importantes sumas de dinero a entidades bancarias y a particulares, con la excusa de que sus empresas y él mismo están naufragando económicamente.

Pero aquello parece no ser cierto, pues el flujo de caja que recibe Cepeda Faciolince por cuenta del contrato que firmó para la operación del sistema de transporte de Cartagena, Transcaribe es absolutamente generoso. En efecto, el empresario, socio de la compañía Portal Calicanto SAS, recibe la suma de $99 pesos por cada pasaje que pagan los usuarios de Trasnscaribe, lo que en la práctica es un chorro de dinero que irriga sus cuentas bancarias durante las 24 horas del día.

Los acreedores de Arturo Cepeda se preguntan dónde está escondida la fortuna del constructor. La respuesta parece encontrarse en Panamá, donde creó algunas empresas del mismo estilo de las que hacen parte del escándalo de los PanamaPapers, lo que demostraría que el empresario estaría incurso en ocultamiento de bienes y dinero en otro país.

Este portal pudo establecer que Arturo Cepeda es el representante de la sociedad Darcepi SA, ubicada en Panamá. Los socios de dicha compañía son su esposa, la señora Alicia Piñeres de Cepeda, su hijo Arturo José Cepeda Piñeres y un sujeto bastante cuestionado, Edgardo Eloy Díaz.

Ha llamado la atención de las autoridades que han revisado el caso de Cepeda Faciolince, que su empresa Darcepi SA, haya puesto como domicilio la dirección de la firma de abogados panameña Alemán, Cordero, Galindo & Lee –Alcogal-, sociedad que ha sido señalada de participar en sofisticadas operaciones de blanqueo de dinero, práctica por la que también ha sido investigado Edgardo Eloy Díaz, socio de Arturo Cepeda Faciolince.

La firma de abogados Alcogal, además de prestarle asistencia jurídica al constructor cartagenero, ha asesorado a personas de la talla de Vladimiro Montesinos, mano derecha del expresidente peruano, Alberto Fujimori.

Mientras Cepeda Faciolince alega en Colombia que no tiene con qué pagar sus deudas, en Panamá reposa buena parte de su fortuna, sin que hasta el momento las autoridades judiciales hayan hecho lo correspondiente para traer ese dinero y utilizarlo para el pago de los compromisos financieros de quien pretende protagonizar una “quiebra” muy particular, el industrial Arturo Cepeda Faciolince.

@IrreverentesCol

Publicado: octubre 17 de 2017