Los números no mienten. Fico se estancó y Rodolfo repuntó. Y para segunda vuelta, el ingeniero es el único que logra el empate técnico con Petro. El mapa electoral se reajustó en las últimas dos semanas y todo parece indicar que Hernández dará la sorpresa. ¿Le alcanzará el tiempo?

Después de las consultas de marzo creo que todos dimos la elección por terminada. El duelo era entre Fico y Petro y los nombres de Rodolfo y Fajardo desaparecieron del mapa. El Equipo por Colombia obtuvo cuatro millones de votos y Fico se disparó rápidamente al 20%. Era el indicado.

Sin embargo, algo pasó. No sé si fue un mal manejo de comunicaciones, falencias en el programa de gobierno o la inocultable cercanía con el Gobierno, pero lo cierto es que su candidatura se estancó. Por más que se lograron las adhesiones del Partido Liberal y de otros sectores políticos, en estos dos meses la variación en la intención de voto ha sido mínima y, en algunos casos, ha disminuido.

Y esto no es un tema de pelear contra las encuestas. Es verdad que, por ejemplo, todas fallaron en la predicción del resultado del plebiscito de 2016, pero de cara a las elecciones presidenciales siempre marcan el termómetro de la contienda, al igual que fungen como el principal indicador de éxito o fracaso de los Gobiernos al medir la favorabilidad del Presidente.

Si somos realistas, la cruda realidad es que si Fico pasa a segunda vuelta, Petro es Presidente. En todas las mediciones la distancia entre ambos es de casi 10 puntos y eso, sinceramente, es imposible de remontar, lo cual se explica en la naturaleza del voto de Fico y Rodolfo.

Es decir, mientras que si el ingeniero pasa a segunda vuelta prácticamente todos los votantes de Fico lo apoyarían, eso no sucede si Fico es quien gana el próximo domingo. En ese caso, el electorado de Rodolfo se fragmentaría y una parte, que quiere un cambio, se iría con Petro. 

Además, lo mismo sucedería con el fracturado electorado de Fajardo.  Si bien su votación de 4% o 6% es insignificante para primera vuelta, puede significar el desempate en segunda. Y aunque no toda su votación se iría con Petro si Fico pasa, una parte considerable lo haría. No en vano Claudia López ya mandó a Luis Ernesto Gómez a las filas del Pacto Histórico.

Por eso, todos los vientos parecen soplar a favor del ingeniero. El único objetivo de esta elección es evitar que Petro gane. Lo demás, se discutirá en el camino. A veces el pragmatismo pesa más que las pasiones y a última hora Rodolfo sacudió el panorama. La gran pregunta es saber si le alcanzará el tiempo, de aquí al domingo, para superar a Fico en el segundo lugar.

@LuisFerCruz12

Publicado: mayo 25 de 2022