Cordial saludo, Registrador.

Como bien es sabido por los colombianos, la formación educativa del país ha sido secuestrada por unos tipos que, en lugar de enseñar se han dedicado al adoctrinamiento y a la politiquería. Sus acciones solo reflejan que su poco interés por la educación de calidad para los niños de Colombia, esto se evidencia con vergonzosos y pésimos resultados en las distintas mediciones internacionales a las que se somete nuestro país. 

Ya se ha demostrado que gran parte de su tiempo lo invierten –en lugar de enseñar- en alienar a los niños. Ello nos obliga a exigir que los miembros de FECODE sean mantenidos al margen del proceso electoral como jurados de votación. Son infinitas las intromisiones con claro sesgo ideológico de este sindicato, en particular las declaraciones de uno de sus más connotados miembros y quien fuera su presidente, el señor Alarcón, quien quedó registrado en video vistiendo un chaleco de FECODE mientras afirmaba agitadamente que las protestas tenían la finalidad de derrotar al uribismo. 

Sus palabras pronunciadas ante un importante número de jóvenes fueron las siguientes: “Aquí tenemos que robustecer el movimiento. Esto es de largo aliento, esto es para llegar con miras a 2022 y seguir mucho más allá, para derrotar al Centro Democrático, para derrotar a la ultraderecha y llegar al poder en 2022. Eso es de largo aliento y entonces tenemos que cambiar la táctica y frente a esto hay posibilidades, por supuesto, de que tenemos que cambiarla desde los maestros”.

Es necesario plantearse preguntas como, si fueron capaces de parar el país con todas las consecuencias que eso tuvo solamente por intereses electorales, ¿No serán capaces también de robarse una simple elección? 

Por este motivo, encarecidamente solicitamos al Registrador Alexander Vega, por el bien de nuestro sistema democrático, que excluya a todos los miembros de esta agrupación que más que un simple sindicato, son un grupo de activistas políticos a los que mueve el odio contra un partido político como es el Centro Democrático y a un importante sector de la sociedad que se define a si mismo como “uribista”.  

Vale aclarar que no estamos exigiendo que se aparte a los profesores –en Colombia contamos con verdaderos maestros que sí se interesan por la adecuada educación de su país-, sino específicamente a FECODE, cuyos miembros llevan décadas aleccionando y saboteando el sistema educativo a través de la promoción de ideas que riñen con las libertades humanas. 

Por favor, en este momento tan definitorio de nuestra historia y ante tanto riesgo, no dejemos que los integrantes de esa “federación” cuenten los votos.

@jarizabaletaf

Publicado: febrero 13 de 2022