Una guerra civil por el camino que vamos si la Registraduría permitiera como parece puede suceder un enorme fraude electoral a favor del Pacto Histórico. Y que será cruel ya que tendrá el combustible poderoso del narcotráfico (fue lo que Juan Manuel Santos advirtió, la guerra será tenaz y en las ciudades).

Fico así haga todas las coaliciones posibles podrá ser derrotado, no por Petro sino por la Registraduría, porque como lo señalaba Stalin el que cuenta los votos es el que gana.  Y tendrá que ganar en primera vuelta, y con una diferencia de votos considerablemente abrumadora, porque es muy factible que el “chocorazo” esté diseñado para la segunda vuelta. Si acaso esto llegara a suceder, cosa que no debe pasar, así Fico le saque una diferencia enorme de votos, aparecerá por arte de magia de la Registraduría los votos que pongan a ganar a Petro.

Mientras tanto las redes sociales, que están en manos del progresista, seguirán llenando las redes de mentiras, y nos quedamos tranquilos y no dimensionamos lo que se podría venir si Petro llega, y nos conformamos con los chistes que se hacen sobre este y su vicepresidenta, una negra bonita que no debería tener esa cara de odio y no debería usar tan horrendamente el idioma. Y nos quedamos conformes como si eso bastara para superar el verdadero problema y el enemigo número uno a combatir, que no es otro que la Registraduría.

Petro no es el adversario a derrotar, el enemigo es el registrador que escruta los votos. Pero lo más triste es que el presidente Duque a quien estimo y profeso cierta admiración, no haga caso de este peligro, siendo la figura presidencial muy poderosa (como lo demostró con creces Juan Manuel Santos, que hizo lo que le dio la gana), que lo dejará en la historia universal como el partero de una nueva guerra civil entre colombianos.

Quisiera yo estar equivocado para no tener que llegar a ponerme el fusil al hombro como si estuviéramos todavía en el siglo XIX, porque sin duda seré el primer soldado para defender la justa causa del libre mercado y la lucha contra el marxismo. Y no se les olvide sobre todo a Roy Barreras y Benedetti que ese régimen totalitario nos traerá un dictador, porque como bien señala el presidente Uribe, Petro es más peligroso que Chávez porque es muchísimo más hábil que éste. Y será implacable. Los dictadores no tienen amigos (se dice incluso que Fidel le inoculó el cáncer a Chávez porque no lo podía manipular del todo), y tan despiadados son que por ejemplo Stalin ante su comité de ministros preguntó que en el supuesto caso que él se enfermara quien de ellos se sentiría que puede remplazarlo, tres de estos levantaron la mano. Al día siguiente los tres amanecieron muertos. Con los dictadores no se juega y menos con Petro que como Chávez y Maduro será muy peligroso porque, aunque no tiene petróleo tiene el narcotráfico.

@GabrielTorices

Publicado: marzo 31 de 2022