Sometimiento, torturas, humillaciones, abortos y todos los vejámenes que usted se pueda imaginar, es a los que los terroristas someten a las niñas, que reclutan en los pueblos. Todo lo malo y hasta donde llegue la perversión humana, eso hacían los miembros de las Farc con niñas que no superaban los 11 años.

Duros y desgarradores testimonios se conocieron esta semana, cuando la periodista Salud Hernández, hacia publicas las entrevistas en las que se conocía una de las peores partes de la guerrilla, las violaciones masivas a integrantes de esta guerrilla.

Una vez se supo esto y a su vez que estas denuncias se habían puesto tiempo atrás, la primera incógnita que apareció, era, que había hecho el gobierno una vez conoció estos casos, donde estaban los organismos internacionales, donde estafan las feministas y esos “defensores de derechos humanos”

¿Ellas no verdad? Porque eran víctimas de los terroristas de las Farc, porque eran personas víctimas de los peores victimarios de la historia, los grandes aliados del actual gobierno, porque no fueron víctimas de los paramilitares sino que eran víctimas de los supuestos hoy día prohombres.

Esa doble moral de la izquierda es la que marca la verdadera realidad, donde un representante a la cámara que gana mas de 20 millones mensuales, se preocupaba por imponer un error gramatical, como lo es el “todos y todas” pero no le importaba ni un poco el sufrimiento, de estas mujeres, víctimas de los terroristas, terroristas con las que el representante comparte ideales.

¿Hasta cuando estos crímenes seguirán en la impunidad, Hasta cuando las víctimas del terrorismo tendrán la verdadera paz que es el fruto de la justicia, hasta cuando estos y muchos casos mas permanecerán en las sombras como todo lo que rodea a los terroristas de las Farc?

@SRodriguezT

Publicado: diciembre 16 de 2017