Protegiendo a un secuestrador

El guerrillero Julio Enrique Lemos, alias Nader, uno de los delincuentes colombianos más buscados por el FBI. Debe ser extraditado.

El 4 de abril de 2008, un comando terrorista de las Farc, perteneciente al frente 57 de esa banda criminal, secuestró en ciudad de Panamá al ciudadano norteamericano, Cecilio Padrón.

Aquel crimen fue llevado a cabo por Roque Oribio Lobón, con el apoyo de otros dos terroristas: alias Silver y Julio Enrique Lemos Moreno, alias Nader o Andrés.

El frente 57 operaba en el departamento del Chocó, en la frontera con Panamá. Aquella estructura, que tenía capacidad de delinquir en territorio panameño, planificó y ejecutó el secuestro de Padrón, por quien se exigió un multimillonario rescate.

La víctima del secuestro, estuvo encadenada en la selva colombiana durante 10 meses, hasta que un familiar suyo pagó el rescate solicitado.

Luego de aquel secuestro, el fiscal del distrito sur de Nueva York, Preet Bharara, presentó cargos contra todos los miembros del escuadrón terrorista que estuvieron involucrados en aquel crimen.

El 28 de julio de 2010, pocos días antes de que terminara su mandato, el presidente Uribe autorizó la extradición a los Estados Unidos de Roque Oribio Lobón, quien había sido capturado un año antes. Los demás participantes en la planificación y ejecución del secuestro, continuaban huyendo de la justicia.

El guerrillero, fue sometido a juicio y buscó una negociación con la justicia. Al final, fue sentenciado a 5 años de prisión y la restitución de $3 millones de dólares, que fue el monto que tuvo que pagar Cecilio Padrón para liberarse del secuestro de que fue víctima.

En agosto de este año, Roque Oribio Lobón cumplirá la sentencia que está pagando en la cárcel federal de Nueva York.

Otro de los autores de aquel secuestro, Julio Enrique Lemos Moreno, alias Nader, no será extraditado gracias a la claudicación de Santos ante las Farc. En la investigación que hizo el agente especial  del FBI, John Gilles sobre el secuestro de Cecilio Padrón, se lee que “durante décadas, las Farc han librado una brutal guerra contra el pueblo colombiano, secuestrando y tomando rehenes para sus propios fines egoístas”. Al celebrar la extradición y posterior condena contra Lobón, el agente especial insistió en la necesidad de capturar y llevar ante la justicia a los demás responsables de ese secuestro: “El FBI y sus socios, tanto en los Estados Unidos como en el exterior, seguiremos trabajando conjuntamente pata eliminar todas las amenazas del crimen organizado”.

El caso del secuestro de Cecilio Padrón, que estremeció a la sociedad norteamericana, particularmente a la poderosa e influyente colonia de origen cubano que reside en el sur de la Florida, está condenado a la impunidad, por cuenta de la decisión de la corte suprema de Justicia de no autorizar la extradición hacia los Estados Unidos de Julio Enrique Lemos Moreno, alias Nader.

Es natural que el embajador norteamericano en Bogotá, Kevin Whitaker se haya quejado ante la corte suprema, pues resulta inaceptable que en virtud del acuerdo Santos-Farc, se les garantice a los peores criminales internacionales refugio e impunidad en Colombia.

Alias Nader debe ser extraditado a los Estados Unidos. El planificó y ejecutó un secuestro extorsivo en territorio panameño, por el que cobró $3 millones de dólares. En cabeza de nadie cabe que aquella brutal acción sea calificada como un crimen “político”, tal y como Santos intenta hacerle creer a la justicia estadounidense.

Alias Nader sigue delinquiendo. En febrero de este año, después de evadirse del campo de concentración en el que estaba destinado, fue capturado por la policía mientras atendía citas clandestinas con milicianos de las Farc en Medellín.

Los cabecillas de las Farc le ordenaron a Santos su inmediata liberación, asegurando que alias Nader estaba visitando un centro médico para tratarse una hepatitis B.

El gobierno no solo soltó a ese delincuente, sino que le encimó la garantía de que, bajo ninguna circunstancia, será extraditado a los Estados Unidos, donde la justicia lo espera para que responda por el brutal secuestro de Cecilio Padrón.

@IrreverentesCol

Publicado: junio 12 de 2017

3 comentarios sobre “Protegiendo a un secuestrador

  • el Junio 14, 2017 a las 00:17
    Permalink

    Lo que don Alvaro ospina afirma es un hecho cierto y es lo que la mayoria de colombianos sospechamos este desgraciado y maldito corrupto presidente esta recibiendo grandes cifras de dinero de lost narcoterroristas , que nos aclare con que dinero tiene al bellaco del Martin su hijo comprando grandes propiedades por toda la Florida

  • el Junio 13, 2017 a las 12:23
    Permalink

    La sociedad y el amparo que da Santos a los criminales de las farc es muy sospechoso, no sera que de pronto, Nobeldrecht , estará percibiendo beneficios por protegerlos y esos beneficios pueden ser bastante grandes, hay que abrir el ojo, porque con lo mañoso que es, de el cualquier cosa se puede esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *