En diferentes momentos y escenarios, el presidente Juan Manuel Santos ha dicho que la paz cuesta mucho menos que la guerra. Que Colombia se ahorrará billones de pesos una vez se firme el acuerdo con la guerrilla de las Farc y que el mejor negocio que puede hacer nuestro país es el de sellar, cuanto antes, un pacto con la guerrilla.

De acuerdo con la medición publicada recientemente por la firma encuestadora Yanhaas, el 65% de los colombianos rechazan la forma como el Gobierno está gestionando el proceso de paz con las Farc. La incredulidad respecto del mismo se debe a lo que se está acordando respecto del futuro de la democracia colombiana.

Juan Manuel Santos, equivocadamente, ha preferido invertir miles de millones de pesos en campañas publicitarias, creyendo que con ellas basta para vencer la desconfianza de los ciudadanos que ven con muy malos ojos que los miembros de la guerrilla no reciban un castigo penal efectivo por los crímenes que han cometido contra la población.

A través del Fondo de Programas Especiales para la Paz, Fondopaz, el gobierno ha entregado más de 100 mil millones de pesos en contratos a empresas, ONG y personas naturales para que hagan publicidad favorable al proceso de La Habana con las Farc.

Por considerar que esta información debe ser conocida por los ciudadanos, Los Irreverentes publican la totalidad de las empresas que entre 2013 y 2015 suscribieron contratos con el Gobierno para defender ante los medios de comunicación los diálogos que tienen lugar en Cuba.

María Inés Restrepo Cañón, directora del Fondo de Proyectos Especiales para la Paz,Fondopaz

La Federación Nacional de Cafeteros:

Entre los contratos encontrados, resultan altamente llamativos los que la directora del Fondo de Programas Especiales para la Paz, Fondopaz, María Inés Restrepo Cañón, celebró con la Federación Nacional de Cafeteros. Efectivamente, entre los años 2013 y 2014 se firmaron 5 contratos que sumados arrojan la astronómica cifra de $68.068.555.821. En un informe posterior, Los Irreverentes analizarán los detalles de aquellos contratos.

Los medios de comunicación:

Mucho se ha hablado sobre la “mermelada” que el gobierno les ha entregado a los grandes medios y a algunos comunicadores para ganarse el apoyo de los mismos y matizar las posibles críticas y denuncias periodísticas. De acuerdo con la información recopilada, estos medios y periodistas han suscrito contratos con Fondopaz:

Canal Caracol:  2 contratos por $1.999.500.875
Canal RCN: 2 contratos por $1.201.070.125
Revista Semana: 1 contrato por $894.440.000
Proyectos Semana: 1 contrato por $198.360.000
Periódico El Heraldo: 1 contrato por $81.057.960
Editorial La Patria: 1 contrato por $41.525.854
María Alejandra Villamizar: 1 contrato por $208.728.000

Total: $4.624.682.814

Fundaciones y ONG:

Hace algunos meses fue tendencia en las redes sociales las críticas que se le hicieron a Corpovisionarios, organización cuya cabeza visible es el ex candidato presidencial, Antanas Mockus por cuenta de un millonario contrato que le fue adjudicado para la promoción de una marcha ciudadana a favor del proceso de paz. La del profesor Mockus, no es la única fundación u ONG que ha sido beneficiada con contratos de Fondopaz. De acuerdo con los documentos que Los Irreverentes tienen en su poder, 9 entidades han recibido dinero de la presidencia de la República para que apoyen, difundan y expliquen el proceso de paz:

Corpovisionarios: 1 contrato por $480.680.800
Corporación Programa Desarrollo para la paz (PRODEPAZ): 1 contrato $944.173.200
Corporación Nuevo Arcoíris: 1 contrato por $493.159.500
Fundación Gabriel García Márquez: 5 contratos por $2.333.154.440
Federación Nacional de Personeros (FENALPER): 1 contrato por $277.380.953
Fundación Desarrollo y Paz: 1 contrato por $1.422.400.000
Fundación Desarrollo para la Paz: 1 contrato por $1.300.000.000
Asociación Bogotá Gota a Gota: 1 contrato por $157.439.506
Redepaz: 1 contrato por $944.173.200

Total: $7.352.561.599

          

Antanas Mockus de Corpovisionarios, Leon Valencia y Ariel Ávila, cabezas visibles de Arcoíris

Las empresas privadas:

El grueso de la contratación para la publicidad y difusión del proceso de paz se ha concentrado en grandes, medianas y pequeñas empresas y particulares. Surge el interrogante sobre si es necesario invertir tal cantidad de dinero para trazar estrategias publicitarias a favor del proceso de paz. O mejor, ¿cómo se han visto materializadas dichas campañas? Más allá de las regordetas palomitas de la paz que utilizan el presidente Santos y sus funcionarios –incluido el director de la policía- son pocas o nulas las imágenes alusivas a la paz que justifiquen los multimillonarios contratos que referiremos a continuación:

2 way comm S.A.S: 4 contratos por $1.401.686.976
Oportunidad Estratégica Ltda.: 1 contrato por $172.884.104
Vice Media Colombia S.A.S: 2 contratos por $1.740.000.000
J. Thompson Walter Colombia S.A.S: 1 contrato por $1.055.025.000
Sergio de Zubiría Samper: 1 contrato por $46.080.000
Bitácora y Territorios S.A.S: 1 contrato por $63.800.000
Sistemas Audiovisuales Ltda.: 1 contrato por $39.433.735
FOX Computer S.A.S: q contrato por $82.251.821
Keypeople S.A.S: 1 contrato por $78.048.535
Conecta S.A.S: 3 contratos por $5.246.400.000
Ennoway S.A.S: 3 contratos por $1.305.970.341
Sístole S.A: 2 contratos por $4.419.600.000
Seed S.A.S: 2 contratos por $467.585.256
Consejo de Redacción: 1 contrato por $344.520.000
Resander: 2 contratos por $749.999.200
Yanhaas S.A 1 contrato por $407.271.360
SAVI: 1 contrato por $1.504.244.388
Rayco: 1 contrato por $67.031.250
RZM S.A.S: 1 contrato por $103.936.000
Lowe SSP3: 1 contrato por $1.618.282.937
Arena Comunications S.A: 2 contratos por $1.654.686.405

Total: $22.568.737.308

Las universidades también han recibido su porción en la feria de contrataciones para la paz. La Nacional, con $135.720.000, la Pedagógica con $67.080.000 y la Jorge Tadeo Lozano, con $160.000.000 son las entidades de educación superior cuyos representantes legales han pasado por las oficinas de Fondopaz en la Casa de Nariño a recibir sus respectivos cheques

En total, hasta el año pasado, los colombianos, por concepto de difusión, propaganda y publicidad del proceso de paz con la guerrilla de las Farc, hemos tenido que desembolsar más de 100 mil millones de pesos, cifra absurda e incompresible que el gobierno está en la obligación de explicar. El nuestro es un país pobre, con necesidades urgentes que no se pueden satisfacer por falta de recursos y resulta agresivo y desafiante que el Ejecutivo haya establecido en la oficina de paz una suerte de cajero automático que reparte dinero a diestra y siniestra las 24 horas del día.

Este artículo se elaboró gracias a la colaboración e investigación de Andrés Felipe Arcos: @AndresFeArcos