Análisis de Camilo Rubiano

La semana que pasó, fue noticia la participación del presidente Álvaro Uribe en un foro que ocurrió en Atenas, Grecia. En sus exposiciones, el hoy senador fue contundente con sus criticas, que de manera repetida y coherente ha expresado, sobre la actual situación política, económica y fiscal por la que atraviesa Colombia.

Ante esto, el gobierno y sus áulicos salieron a criticar con ayuda de algunos medios de comunicación la intervención del doctor Uribe en Grecia. El único argumento que tenían, “es que la ropa sucia se lava en casa” y por lo tanto que era inapropiado que en foros internacionales se ventilaran estos temas.

Sin embargo, cabe recordar que algunas semanas atrás, el Gerente del Banco de la República señalo que el país “atravesaba una situación difícil” y eso se ve reflejado en la caída de la Inversión extranjera directa, que el mismo emisor, publicó la semana pasada.

La IED cayo un 22.5%. Por ejemplo, en el sector minero y petrolero la IED ha caído en promedio un 35%, en el primer trimestre del 2017 cerró en un -9.4% y la extracción de petróleo y gas se ubico en un -12.3%, algo que el gobierno no le ha dicho a los colombianos y por lo contrario a ocultado con cortinas de humo.

No entiendo cuál es la molestia del presidente Santos y su grupo si la situación del país en materia económica, fiscal e institucional no es buena. ¿O es que un país que ya va a completar un mes en paro, no nos puede preocupar? Presidente Santos, el PIB de Colombia en el primer trimestre del año 2017 se ubicó en un lánguido 1.1%, el peor crecimiento desde la crisis económica mundial del 2009.

De los nueve sectores de la economía, cinco de ellos decrecieron. El hueco pensional supera los $38 billones de pesos, la irresponsabilidad del gobierno en sus actuaciones en materia económica y fiscal, ubican al país con una deuda externa que ya superó los $120.000 millones de dólares, algo que pesa cerca de un 60% en el PIB del país.

Presidente Santos, la reforma tributaria, con su aumento en el IVA ya ha tenido graves consecuencias. Fenalco ha informado que el consumo ha caído, mientras el gobierno recaudó $1.8 billones de pesos más a través del IVA, dándole un golpe directo al bolsillo de todos los colombianos, sin importar su situación económica y social.

Presidente Santos, lo único que sí cabe señalar, es que en su gobierno se han dado unos crecimientos importantes en algunos sectores. Por ejemplo, los cultivos de coca han aumentado a casi 200.000 hectáreas, superando la cantidad cultivada antes de que iniciara el Plan Colombia, como se lo dijo personalmente el presidente Trump.

Presidente Santos, ¿por qué se molesta?  Yo se que la verdad duele y más si se dice en foros internacionales. Pero usted como Presidente, tiene unas obligaciones y deberes que le imponen la Constitución. En vez de estar persiguiendo al presidente Uribe por todas partes del mundo, trabaje y resuelva los problemas del país; no deje más días a los niños sin clases y evite que el país siga paralizado, como lo ha estado en el ultimo mes.

@camilorubianobe

Publicado: junio 12 de 2017