El lunes de la semana pasada el candidato a la procuraduría, el muy cuestionado por su insolvencia moral Jorge Fernando Perdomo, tomó en horas de la mañana un vuelo hacia la ciudad de Bucaramanga. Aterrizó en la capital santandereana y de inmediato se desplazó a Ruitoque Bajo, a una finca ubicada a 40 minutos del aeropuerto Palonegro. El anfitrión del encuentro fue el exmagistrado del Consejo Nacional Electoral, José Joaquín Plata, hombre de confianza del condenado excongresista Luis Alberto Gil, conocido como “El Tuerto”.

Y, precisamente, “El Tuerto” era otro de los invitados a la finca de Plata a la que también asistieron los senadores de Opción Ciudadana Doris Vega y Mauricio Aguilar –hijo del coronel y cofundador del PIN- y la representante a la Cámara María Eugenia Triana.

El objetivo del encuentro era el de negociar el apoyo del partido Opción Ciudadana, colectividad que anteriormente tenía el nombre de PIN, a la aspiración de Jorge Fernando Perdomo a la Procuraduría General de la Nación.

LOS IRREVERENTES han podido confirmar que en las últimas dos semanas la aspiración de Perdomo se ha ido desmoronando por cuenta de los escándalos protagonizados por él y por el veto que a su nombre le pusieron en la Casa de Nariño dado que el presidente Santos ha dado instrucciones precisas de bloquear esa candidatura.

Así mismo, este portal ha podido establecer que en la fiscalía avanzan las investigaciones que cursan contra Perdomo por los desmanes registrados en el manejo de la nómina mientras éste fungió como fiscal general encargado, llegando al extremo de haber mandado a blindar su apartamento con dinero de la entidad.

Ahora que su candidatura empieza a hacer agua, Perdomo ha tenido que buscar votos en partidos que antes miraba con desprecio, como es el caso de Opción Ciudadana. De la noche a la mañana “los narcos”, como Perdomo se refería a los 5 senadores de aquella colectividad, se convirtieron en próceres de la mayor importancia y trascendencia.

Se dice popularmente que no hay almuerzo gratis y en efecto aquello sucedió el lunes pasado durante el encuentro en cuestión. El jefe de Opción Ciudadana y los parlamentarios presentes condicionaron el apoyo que estaba implorando Perdomo a cambio de que éste, de resultar elegido, nombre al anfitrión del convite, José Joaquín Plata en un alto cargo en la Procuraduría General de la Nación. Una persona que conoció los pormenores de la reunión, le confirmó a LOS IRREVERENTES que pidieron que Plata fuera designado en una de las delegadas ante la Corte Suprema de Justicia o ante el Consejo de Estado.

Se ha podido confirmar que Perdomo, como era de suponer, aceptó las condiciones impuestas por “El tuerto” Gil y su grupo de congresistas, lo que demuestra una vez más que el exvicefiscal está erigiendo su candidatura a la Procuraduría a punta de ofrecimientos burocráticos y promesas sobre manejos direccionados de procesos que tienen los congresistas en la Procuraduría General de la Nación.

@IrreverentesCol