Otto Bula: un capo de bajo perfil

Hace algunos años, Otto Bula negoció un acuerdo con los EE.UU. Por haberlo incumplido podría terminar extraditado a ese país.

Otto Bula incursionó en el mundo del hampa de la mano de Johnny Besaile, hermano del senador Mussa Besaile Fayad.

Vivían en el municipio de Sahagún, en Córdoba. Besaile, cercano al comandnate de las AUC, Salvatore Mancuso, jugaba un papel de primera línea en la estructura de narcotráfico coordinada por el exjefe paramilitar.

Besaile se concentró en la compra de tierras en el área donde Mancuso ejercía influencia. En ese punto, Otto Bula jugó un papel fundamental asesorando a su socio Besaile en la selección de los predios que debían adquirirse.

Bula y Besaile forjaron una próspera sociedad y, poco a poco, fueron quedándose con las mejores tierras de la región, muchas terminaron en manos de Mancuso y otras en las de ellos.

Dagoberto Giraldo Pérez, padre del cantante Pipe Bueno, era un narcotraficante que delinquía en asocio con con el líder de las desaparecidas AUC, Ramiro Vanoy, alias Cuco. Conoció a Otto Bula y de inmediato empezaron a hacer negocios conjuntamente. Giraldo, cuyo alias es Percherón, fue capturado y extraditado a los Estados Unidos, país en el que pagó una sentencia de 6 años por el delito de narcotráfico. En el bajo mundo se ha especulado que quien delató a alias Percherón fue, precisamente, Otto Bula quien desde hace más de una década tuvo un acercamiento a las autoridades antinarcóticos norteamericanas con el fin de solucionar su situación.

Insospechadamente, contra Bula nunca ha pesado una orden de arresto ni mucho menos una solicitud de extradición.

Una persona que conoce detalles de la negociación que Bula hizo con las agencias antinarcóticos, le confirmó a LOS IRREVERENTES que una de las condiciones que éstas le pusieron para efectos de no llevar ante un juez las pruebas en su contra para efectos de ordenar su detención era la de que él debía, además de colaborar con información sobre personas involucradas en el tráfico de estupefacientes, abstenerse de participar en actividades ilícitas, condición que evidentemente no cumplió, tal y como se confirma con su rol en el entramado de corrupción de Odebrecht.

No se sabe a ciencia cierta cuáles serán las consecuencias del incumplimiento de Bula y si la justicia estadounidense desempolvará el abultado expediente que hay sobre él en las agencias antinarcóticos de aquel país.

Bula es una de las personas que más letra menuda conoce del mundo del crimen organizado de Colombia. Su colaboración fue determinante para la estructuración del proceso que en Estados Unidos se adelanta contra el narcotraficante José Bayron Piedrahita Ceballos, señalado de brindarle apoyo a la denominada Oficina de Envigado.

En efecto, en mayo de 2016, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, a través de la oficina de control de activos internacionales –OFAC, por su sigla en inglés-, incluyó Piedrahita en la denominada lista Clinton por considerar que él es “un patrón de narcotraficantes colombianos, proveyendo apoyo material al grupo criminal La Oficina de Envigado”.

Aquella decisión, también afectó a la esposa de Piedrahita, Claudia Jannet Castillo Londoño y a sus dos hijos, José y Andrés Piedrahita Castillo.

De acuerdo con la OFAC, “Piedrahita Ceballos huye de la justicia norteamericana desde 1997. Sobre él pesa una acusación federal del distrito occidental de Virginia por su papel en el lavado de dinero del cartel de Cali”.

Aunque sobre Piedrahita hay solicitud de extradición, aún no se ha emitido la respectiva circular roja de Interpol en su contra.

Por cuenta de su participación en la red corruptora de Odebrecht, la buena suerte que hasta hora había acompañado a Otto Bula estaría a punto de acabarse. Todo apunta a que él podría terminar sus días en una cárcel en los Estados Unidos por haber incumplido el acuerdo y las condiciones que hace algunos años le impusieron las autoridades de aquel país. De ser así, ¿contará todo lo que sabe del oculto mundo del narcotráfico en Colombia y sus vínculos con poderosos jefes políticos?

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 7 de 2017

3 comentarios sobre “Otto Bula: un capo de bajo perfil

  • el Marzo 12, 2017 a las 20:36
    Permalink

    Y ahora quien podrá defenderme? ? Yoooo el Chapulín Otto bula. .. no contaba con mi prontuario.. chanfle… Y donde está Gina parody y su esposa ???

  • el Marzo 8, 2017 a las 00:00
    Permalink

    PORQUERIA DE MEDIOS, EL SEÑOR BESAILE CON OTTO BULA PARTIERON LOS POLLOS HACE 18 AÑOS, AUNQUE BESAILE NO ES UN ANGELITO, PERO HAY QUE DECIR LAS COSAS COMO SON

  • el Marzo 7, 2017 a las 09:50
    Permalink

    Cada dia se queda uno mas asombrado de las cosas de estas gentes pobre de este pueblo q pelugro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *