El viernes de la semana pasada, Ángel Alirio Moreno le envió una fuerte carta al presidente Juan Manuel Santos en la que le reclama por no impedir que su colectividad sea estigmatizada en los medios de comunicación: “acudo a demandar del señor presidente de la República de Colombia en su condición de Jefe de Estado, de Gobierno y Suprema Autoridad Administrativa, se ordene cesar toda manifestación a través de los medios de comunicación cuyo espectro está concesionado, y de parte de todo agente del Estado, para que no se digan más adjetivos deshonrosos y a que por medio de acto oficial se pronuncie y se resuelva, que nosotros al igual que las demás organizaciones con personería jurídica y en el caso personal, particular, concreto, no tenemos y no tengo, prohibición, ni veto del Estado para la participación política”.

En la misiva, Moreno fue mucho más allá y le enrostró a Santos la forma como es tratada su colectividad que lo apoyó electoralmente en la reelección y que ha acompañado activamente todas las iniciativas del gobierno en el Congreso de la República. En palabras del codirector de Opción Ciudadana: “su gobierno se niega a tener interlocución institucional con este partido político y sólo manifiesta interesarle dicha interlocución con los miembros de la bancada en el Congreso de la República, con el agravante que se desconoce a algunos de sus integrantes”.

La bancada de Opción Ciudadana en el Senado, acompaña por ahora

al gobierno Santos en sus iniciativas legislativas.

Con 5 senadores, Opción Ciudadana, a pesar de ser un partido pequeño, tiene capacidad de inclinar la balanza en votaciones apretadas. Por eso, si el partido que antiguamente se conocía con el nombre de PIN (Partido de Integración Nacional) resuelve dejar de acompañar al gobierno, éste vería una reducción muy importante en sus hasta ahora holgadas mayorías parlamentarias.

La insatisfacción de Ángel Alirio Moreno tomó más fuerza al ser notificado por parte de la denominada Unidad Nacional de Protección que el esquema de seguridad que le fue asignado hace algunos años le será retirado de manera inmediata, hecho que preocupa al dirigente político, pues en criterio suyo “las agresiones mediáticas han aumentado el nivel de riesgo”.

Finalmente, Moreno Mateus, le solicitó a Santos, en nombre de su partido, que antes de la refrendación se haga pública la totalidad de los documentos que hay del proceso de paz con la guerrilla “dado el interés que me asiste por conocer y aportar a la búsqueda de la paz de mi país”.

@IrreverentesCol