Ojo con la izquierda

Preocupante que los candidatos que puntean en las encuestas, todos sean de izquierda, mientras que los del CD están rezagados.

Aunque a esta altura de la carrera presidencial, cuando aún faltan 9 meses para la primera vuelta y no se han definido los nombres de las personas que estarán en el tarjetón, es muy difícil hacer sondeos que midan realmente la intención de voto, hay hechos en las recientes encuestas de opinión que resultan muy dicientes.

Al sumar los resultados de Gustavo Petro, Clara López, Claudia López y Sergio Fajardo (todos estos, precandidatos se izquierda), el resultado es superior al 35%. En la encuesta de Polimétrica conocida la semana pasada, esa sumatoria fue del 38%, mientras que en el Pulso País-Opinómetro el resultado fue del 36.2%.

Es preocupante que los candidatos de la izquierda punteen en las encuestas, mientras que los de la oposición al gobierno y al acuerdo con la banda terrorista de las Farc estén, con excepción del exprocurador Alejandro Ordóñez, por debajo del margen de error.

9 meses es mucho tiempo, pero no es suficiente para construir a un candidato ganador. El reloj corre en contra del Centro Democrático, colectividad que cuenta con 5 precandidatos, algunos de ellos muy bien preparados y con capacidad real para gobernar a Colombia. Está el exministro y exembajador Carlos Holmes Trujillo, un hombre curtido, con experiencia probada en la administración pública, quien ha hecho una campaña juiciosa, buscando mantener el enfoque de la misma en los asuntos programáticos. Por su parte, Iván Duque ha mostrado en pocos meses que tiene talante y una propuesta de país muy bien estructurada, que se puede leer en su reciente libro IndignAcción.

Otro de los precandidatos uribistas, Rafael Nieto, ha sido una revelación y le ha metido un poco de dinamismo a la precandidatura presidencial. Bastantes sectores de la base uribista han acogido con entusiasmo su nombre.

Algunos de los precandidatos uribistas llevan cerca de dos años en campaña, otros pocos meses y lo cierto es que ninguno de ellos repunta en las encuestas. En el más reciente Opinómetro se ve reflejada una realidad preocupante. Todos, sin excepción alguna, están por debajo del 1% de intención de voto.

Y el problema no es de ellos como precandidatos, sino de la dinámica poco eficaz que se ha adoptado para la elección del candidato único. No son pocas las encuestas en las que la mayoría ciudadana indica que votará “por el que diga Uribe”. Aquella respuesta es, ante todo, un mensaje de alerta para que Uribe, es decir, el uribismo, diga rápidamente quién es su candidato para efectos de darlo a conocer y construir junto a él un muy completo programa de gobierno que sea lo suficientemente serio y atractivo como para poder atajar esa creciente tendencia de la izquierda.

Con el paso de los días, los precandidatos de izquierda suben, mientras que los de la coalición del NO continúan estancados entre el 0 y el 1%. Llama la atención que el exvicepresidente Francisco Santos, que no es candidato y que no está haciendo campaña, esté muy por encima de los que sí son precandidatos, con un 2.1%, cifra que por supuesto no es buena, pero es dramáticamente mejor que el 0.7% que obtiene Carlos Holmes Trujillo, quien es el uribista que aparece con la mayor intención de voto en el Opinómetro.

Con el espejo a la mano, en el que se refleja la tragedia venezolana, el uribismo tiene el deber de impedir que la izquierda suba al poder en Colombia y para ello debe redoblar sus esfuerzos para designar cuanto antes al mejor candidato posible para efectos de iniciar una gran campaña nacional que conduzca a la victoria en las elecciones del año entrante.

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 9 de 2018 

7 comentarios sobre “Ojo con la izquierda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *