Uno de los más agresivos voceros de la extrema izquierda en el Congreso es el representante Germán Navas Talero, quien en menos de una semana se ha visto obligado a retractarse dos veces de sus afirmaciones calumniosas e irresponsables. 

Navas, que ha forjado su carrera política a la sombra de su hermano Fernando, un abogado que ha estado al servicio de un cuestionado comerciante de vehículos de origen libanés, sistemáticamente ha evitado responder por qué en una de sus campañas políticas recibió aportes de ese vendedor de carros, que ha sido vinculado con el desaparecido Cartel de Medellín.

Valiéndose se su investidura parlamentaria, Navas Talero ha abusado de su curul para lanzar desde ella afirmaciones sin sustento que menoscaban la integridad moral de sus víctimas. 

Primero, fue el abogado Abelardo De La Espriella, a quien acusó de haberse apropiado del dinero de David Murcia Guzmán.

El abogado De La Espriella, de manera inmediata, procedió a denunciar al congresista, quien tuvo que reconocer que había mentido, motivo por el que presentó la respectiva retractación: “El 30 de abril de 2019 realicé afirmación tomada de portsl (SIC), en mi cuenta de twiter (SIC), donde sin comprobación ni verificación alguna afirme (SIC) que el doctor Abelardo de la espriella (SIC) había defraudado a David Murcia, cosa que no es cierta y de lo cual me retracto”.

Y para que no queden dudas sobre la condición del parlamentario difamador, gracias a otra denuncia de De La Espriella -ahora como apoderado del expresidente Andrés Pastrana-, el congresista tuvo que volver a retractarse. Esta vez, su señalamiento calumnioso fue de extrema gravedad. Dijo tanto en su cuenta de Twitter como en la Cámara de Representantes, que el doctor Pastrana debía ser investigado por haber tenido relaciones sexuales con menores de edad. 

Ante la inminente sanción penal que se le impondría como consecuencia de la denuncia presentada por el expresidente conservador a través del abogado De La Espriella, Navas Talero se apresuró a enmendar su calumnia.

“El día 1 de septiembre del 2019 (SIC), en la red social Twitter y en una intervención en la comisión primera de la Cámara de Representantes, afirmé que el expresidente Andrés Pastrana Arango, debía dar explicaciones y ser investigado por supuestas relaciones sexuales con menores de edad, a propósito del escándalo del ciudadano americano Jeffrey Epstein. Me retracto de dichas afirmaciones que carecen de sustento probatorio fáctico. Mis disculpas al expresidente Andrés Pastrana y a su familia”.

En diálogo con LOS IRREVERENTES, el abogado Abelardo De La Espriella expresó su satisfacción con las retractaciones que ha hecho Navas Talero y reivindicó el derecho de todos los ciudadanos a que su buen nombre sea respetado: “Navas Talero ha confundido los papeles: el debate y las diferencias políticas no pueden tramitarse a través de los insultos y las difamaciones que afecten el buen nombre de las personas. Espero sinceramente que Navas, que pretende presentarse como un gran conocedor del derecho, haya aprendido la lección y en adelante obre con responsabilidad y altura, algo que no le hemos visto en sus actuaciones políticas recientes”,  afirmó el jurista. 

@IrreverentesCol

Publicado: diciembre 10 de 2019