¡Se fue el coronel Samir Giovanny Pava Ávila! El comandante de la Policía Nacional en Magdalena está en Bogotá en cumplimiento de los requisitos que le permitirán aspirar al ascenso. La noticia es agridulce al tratarse de un oficial que le prestó un gran servicio a nuestra tierra.

El trabajo del coronel Samir Giovanny Pava Ávila siempre estuvo enfocado en la defensa de los derechos humanos y la consolidación de la Paz como garantía de seguridad para todos los ciudadanos y la convivencia pacífica. Todo esto fue posible gracias al concurso de sus subalternos.

Ibaguereño, profesional en Administración Policial y especializado en Seguridad de la Escuela de Estudios Superiores de la Policía Nacional, el coronel Samir Giovanny Pava Ávila fue, lo que se conoce en el argot militar como un tropero, un oficial al que le incomodaba la oficina.

Constituyó un gran equipo con el coronel Andrés Fernando Serna Bustamante, su comandante Operativo. Entre los dos sacaron adelante indicadores como los de convivencia, participación cívica, gestión administrativa, disrupción del crimen y reducción del delito. ¡Ganó el Magdalena!

El Departamento despide con gratitud a un uniformado que honró su juramento. Al lado de sus hombres, enfrentó todos los fenómenos de violencia existentes en nuestro territorio. A pesar del desagradecimiento del que fue víctima recientemente, nunca renunció a su deber y compromiso.

En nombre propio y de quienes me han permitido representarlos, le ratifico toda mi gratitud. Antes que intratarlos, como lo hacen quienes encarnan el más miserable populismo, debemos rodear a nuestra fuerza pública y a quienes como el coronel Pava Ávila, la dirigen con valentía.

En este momento en el que le decimos: ¡hasta pronto!, a este alto oficial, recordemos que dentro del uniforme hay seres humanos que hacen el máximo esfuerzo que se pueda hacer por el otro: proteger la vida, honra y bienes de los ciudadanos a riesgo de la propia integridad física.

En el Magdalena agradecemos su siempre respetuosa pero radical defensa de la institucionalidad. Todas las decisiones que tomó y las posturas que adoptó muestran lo inclaudicables que son sus convicciones. En sus 26 meses como comandante deja un legado de arrojo y conocimiento.

@LuisMiguelCotes

Publicado: diciembre 3 de 2021