Retomando la columna anterior, recordemos que antes de la contratación de los expertos, la entonces candidata y la electa alcaldesa, mostró a mano alzada sus ideas sobre los cambios al trazado existente y que, “sorpresivamente”, resultaron acogidos posteriormente por prestigiosos e “independientes” expertos, beneficiando con una exponencial valorización varios proyectos inmobiliarios e inmuebles que sus amigos financiadores de campaña y otros cuestionables personajes como los Alcocer (cuñados del hoy presidente electo) tienen en el sector conocido como Fontanar del Río en la localidad de Suba. 

¿Qué logró la alcaldesa con el inspirado cambio de trazado? Comencemos analizando a los peces gordos y más cercanos amigos de la mandataria en la zona para conectar o dar respuesta a tantas “coincidencias” que suceden en la Bogotá ‘Cuidadora’. 

La Cooperativa Confiar le otorgó a la alcaldesa tres préstamos por la módica suma de 1.500 millones convirtiéndose en el mayor financiador de la campaña. ¿Adivinen qué? “coincidencialmente” Confiar adelanta en la zona el proyecto Parque de Teusa, en la UPZ Tibabuyes, donde ahora, por decisión exclusiva de la alcaldesa que acogió una de las cinco recomendaciones de los expertos (UT Egis-Steer), llegará el metro.

Antes de que los expertos hicieran sus estudios, Claudia ya proponía ampliar el metro en 2.2 kilómetros de trazado, después del Portal de Suba, para llegar a Fontanar del Río.

Los bogotanos nos hemos acostumbrado a los superpoderes de la alcaldesa. Pero esto es la tapa. ¡Imagínense! Anticipó, desde que era candidata, las alternativas del estudio de UT Egis-Steer. ¿O será que el dócil contratista tuvo que incluir la alternativa de la Alcaldesa mostrada en sus esquemas personales antes de la elección?

Confiar, además de financiar políticos progresistas, adelanta dicho proyecto junto con la constructora Codisplan, la cual registra “coincidencialmente” la misma dirección de notificaciones de la Federación Nacional de la Vivienda Popular, más conocida como Fenavip. Algunos la recordarán porque originalmente era administrada por reinsertados del M-19 y en 1996 desarrolló el barrio Caminos de Esperanza y, ¡por supuesto!, Fontanar del Río. 

Germán Ávila Plazas figura como representante legal, tanto de Codisplan, como de Fenavip. Codisplan tiene tres socios: Ávila con el 86%, Rubén Darío Cardona con el 7% y Hugo Cenen Mariño con el 7%. Y ¡oh sorpresa! “que coincidencia”, este último fue indultado del M-19 por el holocausto del Palacio de Justicia. 

Pero estos no son los únicos vasos comunicantes entre Confiar, el M-19, el petrismo y exorbitantes valoraciones gracias a la administración de Claudia López. El actual alcalde local de Suba se llama Julián Andrés Moreno, hijo del exconcejal petrista William Moreno, el cual fue asociado y delegado de Confiar, tal y como lo dice la web de la Cooperativa, hasta que falleció en 2016 a causa de un cáncer. Ahora su hijo manda en la localidad que tanto impulsó su padre y sobre todo en los barrios Caminos de Esperanza y Fontanar del Río que por arte de Claudia tendrán estación propia. Continuará…

@NicolasGomezMSN

Publicado: julio 21 de 2022