No nos llamemos a engaños, el país esta enfrentado cambios radicales a una velocidad alarmante, después de 7 días del actual gobierno, mi impresión es que Petro va mucho más rápido que Chávez en su momento.

Las propuestas del dichoso cambio son temerarias, algunas de ellas son: la reforma agraria, que enmascara la expropiación de tierras, la suspensión de explotación petróleo y de gas para comprárselo a Venezuela, medida que encarece los productos, genera desempleo y dependencia del régimen venezolano; cambios profundos en educación que lo único que buscan es el adoctrinamiento de nuestros niños y jóvenes, además de la desfiguración de nuestra historia. Otra propuesta es  el desconocimiento de los tratados de libre comercio, la satanización de algunos sectores; como el azucarero y la dignificación de otros como las drogas; la reforma a la justicia en la que no solo se promueve la reubicación de la policía, si no también, que la institución encargada de proteger la vida y bienes del ciudadano, este conformada por la Minga Indígena y por la Primera Línea; la reforma electoral que pretende la extensión del periodo presidencial a 6 años y la reelección indefinida de manera inmediata, es decir la legalización de una dictadura y la reforma tributaria entre muchas otras propuesta que pretenden arrasar con lo que hasta hoy es COLOMBIA.

Entre las muchas preocupaciones que tiene el Presidente de la República, tal vez la más evidente es “cuánto vale sostener vivas las personas con diabetes”.  Por eso se aventuró a promover una reforma primero de 70 billones, luego de 50 billones y hoy de 25 billones de pesos. Y aunque el monto necesario para la reforma no parece tenerlo claro, si es evidente que: todos los colombianos que ganen más de 7.800.000 pagaran el doble de lo que hoy pagan, que se creara un impuesto al adulto mayor trabajador, porque las pensiones superiores a 8.400.000 tendrán que tributar  hasta el 39% más y las mayores de 5 millones van a pagar  retefuente del 28%; también aumenta el costo del combustible, lo que significa un incremento inmediato en el transporte y en la canasta familiar; acaba con estímulos para producción cinematográfica y artística; termina con 100.000 viviendas de interés social y con los empleos que genera la construcción… y no hemos empezado a hablar de salud. 

Es pertinente recordar que los destrozos causados por la Primera Línea, es decir por el gobierno actual, ascienden a los 10 billones de pesos. Lo que quiere decir que usted y yo estamos pagando los desmanes y abusos cometidos en Colombia hace pocos meses y que vamos a tener que pagar la campaña de Gustavo Pétro mientras vemos como se prohíbe el consumo de azúcar y se promueve el de las drogas.

El Gobierno actual debería implementar políticas que conduzcan a disminuir el gasto público, a estimular el empresariado colombiano para que genere empleo, además, de estimular la inversión extranjera. Para todo ello es indispensable que se fortalezca la seguridad, la confianza, el amor a la patria. De manera que manos a la obra y a trabajar por Colombia.

@MargaritaRepo

Publicado: agosto 15 de 2022