El caso del capo ‘Jesús Sántrich’ revivió en los medios de comunicación esta semana por cuenta del canciller Álvaro Leyva que desempolvó el cuento de que ese mafioso fue “entrampado” por la fiscalía colombiana.

El razonamiento del ministro de relaciones Exteriores es contraevidente y está cargado de elementos subjetivos, esos mismos que hace algunos años lo indujeron a escribir una carta a cuatro manos con Iván Cepeda en la que calificó al mafioso ‘Sántrich’, entonces a buen recaudo de la justicia, como un “paladín conciliador”.

Por su parte, la cuestionada magistrada de la JEP Caterina Heyck le hizo la segunda a Leyva filtrando una enrevesada comunicación suscrita por ella hace más de un mes con la que fallidamente intenta enlodar al exfiscal general de la nación Néstor Humberto Martínez y al director de LOS IRREVERENTES Ernesto Yamhure. 

A la luz de las pruebas que se han ventilado recientemente en el juicio del corrupto exfiscal de la JEP Julián Bermeo, se ha ratificado que ‘Sántrich’ ni fue engañado ni entrampado. Él decidió libremente continuar traficando estupefacientes en asocio con el cartel liderado por el capo mexicano Rafael Caro Quintero a quien él –‘Sántrich’- le enviaba regalos y dibujos de su autoría con sentidas dedicatorias. 

Cuadro de ‘Sántrich’ dedicado al capo Rafael Caro Quintero

Había dos alternativas para que la JEP impidiera su extradición a los Estados Unidos. La primera: que los hechos por los que era solicitado hubieran ocurrido antes del 24 de noviembre de 2016 -fecha en la que se suscribió el acuerdo final con las Farc- y, la segunda, que el estudio de la solicitud superara los términos establecidos de 90 días. 

‘Sántrich’ le apostó a la leguleyada: extender indefinidamente la discusión a través de dilaciones. Y para ese propósito acudió a Bermeo quien, a cambio de medio millón de dólares, se encargó de, como ha quedado probado en su juicio, meter solicitudes, órdenes de servicio y demás rabulerías con el propósito de ganar tiempo. En las interceptaciones que obran en el expediente, y que han sido presentadas como prueba válida en el juicio contra el exfiscal de la JEP, ‘Sántrich’ expresa su satisfacción por las gestiones emprendidas por el sobornado Bermeo. 

La decisión final sobre la extradición de ‘Jesús Sántrich’ estaba en manos de 3 magistrados de la JEP: Adolfo Murillo, Jesús Bobadilla y Caterina Heyck Puyana. 

Sobre esta última, reconocida de autos por su marcada tendencia ideológica, recae la principal sospecha. Bien vale la pena hacer una reconstrucción de los días previos a que Heyck y sus dos colegas le salvaran el pellejo al mafioso ‘Sántrich’, aplicando la llamada “garantía de no extradición”, desconociendo pruebas demoledoras presentadas por la fiscalía colombiana y las agencias antinarcóticos de los Estados Unidos. 

En horas de la mañana del sábado 11 de mayo de 2019, este portal confirmó con una fuente calificada de los Estados Unidos que Murillo, Bobadilla y Heyck votarían a favor de los intereses de ‘Sántrich’. De los 3 magistrados, Heyck era la más “comprometida” con ese propósito. La decisión encendió las alarmas de los agentes norteamericanos que seguían con atención el trámite en la JEP.

Heyck no respondió las preguntas de este portal. Alega haberse sentido “intimidada y amenazada” por el hecho de que un medio de comunicación, en concreto el director de LOS IRREVERENTES, conociera el sentido de una decisión que ella y sus dos colegas estaban a punto de adoptar. De eso se trata el periodismo investigativo. Tres años y medio después de haber recibido las preguntas de este portal, la magistrada resolvió filtrarle el chat al canal de YouTube denominado “Noticias Uno”. Ver Video:

Tomado: canal de YouTube “Noticias Uno”

Los problemas de la magistrada van más allá de una conversación con un medio de comunicación, pues el desarrollo de los acontecimientos la dejaron y la continúan dejando muy mal parada. El 14 de mayo de 2019, tres días después de que empezara a circular la información sobre el sentido de la decisión favorable al mafioso ‘Jesús Sántrich’ -el “paladín conciliador” en criterio de Leyva Durán-, la sección de revisión de la JEP, siempre bajo el liderazgo muy activo de Caterina Heyck Puyana, votó a favor de los intereses de ‘Sántrich’, y también de los del fletado fiscal Julián Bermeo. 

Lo cierto es que la información que tenía este portal era certera. 

Es importante que lea Salvaron a Sántrich

El caso Bermeo no es aislado

A mediados de mayo de este año arrancó el juicio por tres delitos contra el exfiscal de la JEP Julián Bermeo: concierto para delinquir, tráfico de influencias y cohecho. 

‘Sántrich’ pagó un soborno de medio millón de dólares con el fin de que Bermeo enredara durante 3 meses la discusión sobre su extradición. 

La JEP, que es considerada víctima en el juicio contra Bermeo en el Tribunal Superior de Bogotá, delegó su representación en el abogado Camilo Sampedro Arrubla.

El 13 de julio pasado Sampedro hizo una muy detallada intervención ante los magistrados de dicho tribunal explicando el ‘modus operandi’ de Bermeo con el fin de entorpecer la acción de la JEP. En palabras del jurista Sampedro, “si no hubiera pronunciamiento dentro de 90 días debía negarse la posibilidad de la extradición”.

El representante de la JEP aseveró que Bermeo enredó el proceso con sus propias ilegalidades, “pero también por la incidencia que iba a hacer en otros cuando el asunto se escapara de sus manos”.

Surge un evidente interrogante: ¿Quiénes eran esas otras personas sobre las que Bermeo ejerció presiones para blindar a ‘Sántrich’ de la extradición? El exfiscal ante la JEP está siendo juzgado por tráfico de influencias. ¿Ante quiénes cometió ese delito? El propio abogado de la jurisdicción de paz dio la respuesta durante la audiencia de juicio: “Probó la Fiscalía General de la Nación que en el hecho también participaron otros, también habrían podido participar otros funcionarios. Esa es la otra parte del tráfico de influencias: que habría una participación que yo no puedo en este momento de calificar de legal o ilegal, pero que había otras personas sobre las cuales Carlos Julián Bermeo incidió funcionalmente…”.

El abogado de la JEP continuó: “…está demostrado entonces (…) que hay secretarios, magistrados auxiliares e incluso alguno titular” involucrados en el entramado de corrupción de Bermeo. ¿A qué magistrado titular se refiere Sampedro?

El abogado, defendiendo el interés superior de la JEP, pidió que -más allá del juicio contra Bermeo- la investigación continúe “porque aquí se menciona a más personas sobre las que hay que determinar si actuaron o no dolosamente”.

Video abogado de la JEP, Camilo Sampedro:

Tomado: Focus Noticias

Esta historia no ha terminado, así el gobierno Petro, a través de Leyva Durán, quiera atravesársele a la justicia. En las próximas horas los socios criminales de Sántrich serán sentenciados por la corte del distrito sur de Nueva York, luego de que se declararan culpables en una operación de narcotráfico que claramente no fue un entrampamiento.

Una vez se defina la suerte de Bermeo en el Tribunal Superior de Bogotá, seguirá el capítulo que tan nerviosa tiene a la magistrada de la JEP Caterina Heyck Puyana y sus dos colegas que tan buenos servicios le prestaron al capo de las Farc ‘Jesús Sántrich’. 

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 29 de 2022