Las triquiñuelas de Andrés Giraldo

Detalles de las oscuras actividades comerciales y financieras del encargado de recibir el dinero de Odebrecht para la campaña Santos.

En octubre de 2003, la superintendencia de valores ordenó la intervención de la firma comisionista de bolsa Multivalores, cuya oficina principal estaba ubicada en la ciudad de Medellín. Cinco meses después, a través de la resolución 0207 del 20 de febrero de 2004, se ordenó su liquidación.

Fueron muchas las irregularidades descubiertas por la superintendencia. Entre ellas, faltantes por más de $10 millones de pesos, dinero que era de los clientes de la comisionista.

Así mismo, la investigación arrojó que Multivalores, de manera abusiva utilizaba el nombre de muchos de sus clientes para no reflejar en sus estados financieros operaciones propias que realizaba en el mercado de valores.

La orden de liquidación fue perentoria dado que los directivos de aquella firma obraron de forma abusiva e ilegal. Uno de los socios y directivos de Multivalores era el señor Andrés Guillermo Giraldo Rivera, señalado por Otto Bula de haber recibido el equivalente a un millón de dólares de Odebrecht.

Desde que el país conoció la declaración de Otto bula, LOS IRREVERENTES han intentado reconstruir la hoja de vida de Andrés Giraldo, acudiendo a distintas personas cercanas al empresario que en nombre de Roberto Prieto recibió el multimillonario aporte de Odebrecht.

Se ha podido determinar que Giraldo, a lo largo de su vida como contador público egresado de Eafit, se ha dedicado a la especulación y a los movimientos no muy transparentes de dineros.

Una funcionaria de la Federación Nacional de Cafeteros, le aseguró a una periodista de este portal que Giraldo, luego de la sanción de la superintendencia a Multivalores, fue vinculado a esa entidad por recomendación que Roberto Prieto le hizo a Gabriel Silva Luján quien para la época se desempeñaba como gerente de la federación.

El paso de Giraldo por la Federación Nacional de Cafeteros fue fugaz. Duró allí muy pocas semanas. Tan pronto  Silva conoció las triquiñuelas de Giraldo en Multivalores, resolvió prescindir  de sus servicios. Cuando Prieto lo recomendó, obvió informar sobre las poco ortodoxas costumbres profesionales de su amigo Andrés Giraldo.

Un exsocio suyo que le pidió a LOS IRREVERENTES mantener su nombre en reserva, comentó que, a pesar de la sanción impuesta por la supervalores, Giraldo no ha dejado de especular con acciones de bolsa y para ello ha mantenido negocios con Manuel Jara Albarracín, reconocido especulador a quien llaman “ el George Soros colombiano”. Para financiar sus aventuras bursátiles, Giraldo ha captado dinero de particulares y a muchos de ellos les ha quedado mal en los pagos tanto de los intereses prometidos como del capital.

Ha trascendido que Andrés Giraldo no posee bienes a nombre suyo en Colombia. Resulta extraño por cuanto quienes últimamente han hecho negocios con él dan fe de su capacidad económica: “Si las autoridades quieren encontrar la fortuna de Giraldo, amasada de forma irregular, deben revisar los patrimonios de sus hermanos David, René, Mauricio y Marcela. Él ha puesto a nombre de ellos muchos de sus activos tanto muebles como inmuebles”, señaló un antiguo colega suyo.

Durante el gobierno de Juan Manuel Santos, Andrés Giraldo ha hecho multimillonarios negocios a través de la construcción de acueductos en el departamento de La Guajira y para ello ha afianzado una poderosa alianza con congresistas de la costa caribe colombiana y de un poderoso contratista monteriano llamado Hernando Vergara

Andrés Giraldo se precia de tener una estrecha amistad con la exsenadora liberal Piedad Córdoba y con importantes cabecillas de la dictadura venezolana con los que ha tramitado pagos represados por el Cencoex –antiguo Cadivi-, entidad que tiene el monopolio de las divisas en aquel país y que, de alguna manera, tiene el control de los desembolsos.

Este portal pudo confirmar con una empresaria antioqueña que tiene un dinero represado por las autoridades del Cencoex que Giraldo le ofreció sus servicios para gestionar el pago a cambio de una comisión del 25%. Para esa operación, Giraldo trabaja mancomunadamente con el contador Sergio Guzmán y con su primo Gilberto Saldarriaga Giraldo.

Roberto Prieto, quien es un viejo conocido de Giraldo por cuenta de la estrecha amistad que une a sus respectivas esposas Guiomar Isaza y Celene Bolívar, delegó en ese agresivo especulador y cuestionado hombre de negocios la misión de recibir el dinero que Odebrecht destinó para la gerencia de la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos.

Lo cierto es que poco a poco seguirán apareciendo nuevos detalles de la misteriosa vida de Andrés Giraldo, un hombre que en los últimos años se ha hecho fabulosamente rico.

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 22 de 2017

2 comentarios sobre “Las triquiñuelas de Andrés Giraldo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *