Haciendo la tarea

El fin de semana, se comprobó una vez más el altísimo poder de convocatoria que tienen las redes sociales, gracias a la acogida que tuvo la iniciativa de ciudadanos afectos al Centro Democrático y en virtud de la cual se busca que cientos de miles o quizás millones de colombianos firmen una “proclama por la paz que queremos”.

Se trata de un manifiesto de 10 puntos en el que se ratifican viejas demandas que ha elevado el uribismo frente al proceso de paz. Entre los temas centrales de la proclama está la solicitud de que todos y cada uno de los puntos acordados en La Habana sean sometidos a refrendación popular. Así mismo, demandan que los responsables de crímenes atroces sean castigados con penas efectivas de cárcel, mientras que se oponen a que el pacto entre el gobierno y la guerrilla sea de carácter constitucional.

A pesar de que los medios nacionales de comunicación no le hicieron mayor difusión a la jornada, los promotores del manifiesto recurrieron a todos los medios que tenían a su alcance para difundir la invitación. El resultado: miles de colombianos en diferentes ciudades del país se acercaron a los puntos de recolección de firmas para plasmar su rúbrica y expresar su descontento con el inminente acuerdo final que suscribirá el presidente Santos con alias Timochenko.

Acogida en diferentes rincones del país

Tal y como se ve en las imágenes, ciudadanos de distintas regiones de Colombia se sumaron a la iniciativa ciudadana. Aquello indica que el llamado que hace unas semanas hizo el expresidente Uribe a la resistencia civil va a tener una amplísima acogida a nivel nacional.

Miles de ciudadanos en distintos rincones del país se suman a la Resistencia Civil de Uribe.

Jacinto Vélez, un ciudadano de Pereira que habló con LOS IRREVERENTES, explicó por qué respalda la iniciativa: “yo no era uribista. Toda mi vida he sido del partido conservador. Juan Manuel Santos y las Farc me volvieron uribista porque los conservadores se vendieron y están permitiendo que la guerrilla se quede con el país. Firmé la carta porque no quiero que mis nietos vivan en un país como Venezuela, porque una vez firmen la paz en Cuba, Colombia quedará en manos de la guerrilla”.

El mensaje que arroja el ejercicio iniciado por los ciudadanos que respaldan esta iniciativa ciudadana es que cada vez son más los colombianos dispuestos a expresar su inconformismo con el contenido de las negociaciones entre gobierno y guerrilla, inconformismo que ha crecido en las últimas semanas, luego de que el gobierno decidiera elevar a rango constitucional el acuerdo final al que se llegue con las Farc.

El dirigente uribista, Samuel Hoyos, en diálogo con LOS IRREVERENTES hizo un resumen de la jornada:  “Colombia está en resistencia civil. El rechazo al gobierno Santos y a las Farc es masivo. En las calles hemos podido ver que cada vez hay más uribismo, un poquito de antiuribismo, pero no he encontrado absolutamente nada de santismo”.

El dirigente uribista Samuel Hoyos, uno de los principales promotores de la Resistencia Civil.

Hasta el 4 de agosto estarán circulando las planillas para la recolección de firmas. Personas como el senador José Obdulio Gaviria aseguran que no es descabellado pensar que dos millones de colombianos acompañen la proclama. Lo cierto es que, por ahora, queda claro que un importante sector de la ciudadanía está trabajando organizadamente para hacer la tarea propuesta por el expresidente Uribe: ejercer resistencia civil.

@IrreverentesCol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *