Recientemente se conmemoraron los cuatro años de la victoria del NO en el plebiscito, victoria que el expresidente Santos decidió desconocer; implementó a la fuerza esos rechazados  acuerdos, lo que fue sin lugar a dudas un golpe de estado en Colombia.

Es cada vez más evidente el avance de esa ultra izquierda que arrincona a nuestras instituciones. En los últimos meses el país ha presenciado una escalada de lo denominado “la combinación de las formas de lucha”, lo que sin lugar a dudas ha obtenido mucho en poco tiempo. En tan solo unos meses lograron encarcelar a Álvaro Uribe, desataron la guerra urbana, alcanzaron sentencias judiciales para diezmar a la fuerza pública y ahora, pretenden hacer una moción de censura al Ministro Carlos Holmes Trujillo.

Ciertamente son los FARC políticos, aquellos  promotores de la impunidad del narco terrorismo,  los que han decidido emprender una persecución sin tregua contra el Ministro; que más que una persecución contra su persona, es  la pretensión de herir de muerte la institucionalidad en Colombia. Absolutamente todas sus marrullas políticas tienen como intención montar en el año 2022, un gobierno de estirpe socialista que finalmente entregue el poder a FARC.

La cabeza del ministro es, indudablemente, un gran desafío para la ultra izquierda. Carlos Holmes Trujillo ha sido el Ministro de Defensa más destacado de los últimos tiempos, logrando, por ejemplo:

  1. Disminuir homicidios en un 12%.
  2. Disminuir secuestros en un 25%
  3. Disminuir hurtos en un 35%
  4. Disminuir la extorsión en un 27%

Es precisamente en la adversidad que debemos acoger y apoyar a nuestras instituciones, si los enemigos de Colombia pretenden diezmar la fuerza pública, la respuesta debe ser fortalecerla; si los enemigos de Colombia piden que no se fumigue, la respuesta debe ser fumigar; si los enemigos de Colombia acometen acabar con la Policía Nacional y el ESMAD, la respuesta debe ser acrecentar su armamento, y finalmente, si los enemigos de Colombia orquestan sacar al Ministro, la respuesta debe ser rodearlo.

Actualmente que la moral de nuestros héroes está por el piso, el discurso patriota y motivador de Carlos Holmes ha sido la única voz de aliento para motivarlos, pese a esos infames ataques judiciales, mediáticos y políticos. Hoy esa voz firme necesita nuestro respaldo, si permitimos que la apaguen no sólo habrán sacado del camino a un ministro, sino que habrán relegado a un  país entero que exige autoridad.

¡Fuerza, Carlos Holmes!

@jarizabaletaf

Publicado: octubre 4 de 2020