El trabajo por horas, representa una condición del nivel de ocupación que coexiste en escenarios donde no se ha llegado al pleno empleo, en que la tasa natural de desempleo supera las expectativas de estabilización del mercado laboral debido a un alto desempleo friccional de la población. En otras palabras, la contratación por horas absorbe el exceso temporal de oferta laboral y reduce los costos de transacción entre empleadores y empleados.

Así las cosas, el trabajo por horas hace parte de la flexibilización laboral, pero en un entorno de menor regulación sobre el mercado de trabajo, no se confunda con el detrimento de las relaciones laborales de los empleados, ni mucho menos como un arma de destrucción masiva de puestos de trabajo, por el contrario, es una medida que permite la formalización y genera nuevas rentas de trabajo. Resumo los 10 puntos clave:

  1. el mercado laboral en Colombia no ha surtido reformas estructurales en 50 años, los cambios en el aumento de la mano de obra cualificada y la expansión de labores especializadas han tenido que desplazarse a la informalidad, debido a la perdida de eficiencia de los contratos en el sector empresarial.
  2. del potencial de 23.6 millones de trabajadores, 1.8 millones se encuentran en situación de desempleo estructural, 8.1 millones cotizan en seguridad social, 12 millones se encuentran en situación de informalidad y 2 millones trabajan a tiempo parcial en actividades que no son propias de sus cualificaciones.
  3. en Colombia la rotación de empleo es de las mal altas de la región, tenemos un nivel de rotación por cada 100 trabajadores del 40%. Es decir, por cada año laboral, 40 trabajadores cambian de trabajo o son despedidos antes de cumplir un año en su trabajo.
  4. los jóvenes entre 18 y 25 años, con una tasa de desempleo del 21%, desplazan sus actividades laborales al sector informal, debido a que la oportunidad de encontrar un trabajo remunerado en Colombia, tiene un retraso de efectividad de 14 meses, y en los casos más críticos, un joven se puede vincular entre 24 y 36 meses al mercado laboral formal.
  5. en el país, el mercado laboral dejó de ser eficiente en la absorción de mano de obra cualificada, ocasionando que el 54% de los jóvenes egresados de programas técnicos y profesionales estén en la informalidad.
  6. las micro y pequeñas empresas de base tecnológica que se crean en el país son las que mayor demanda de mano de obra por horas requiere, sin embargo, la mayoría no puede trasladar sus requerimientos de trabajadores especializados porque los costos laborales superan la capacidad de generar nuevos puestos de trabajo.
  7. el mundo se volvió tecnológico, más eficiente, más rápido, de mayor acceso al mercado, las plataformas tecnológicas cambiaron la forma de trabajo rutinario, exigen especialidades, potencial y libertad. De acuerdo a las cifras de empleo en Estados Unidos, jóvenes entre 25

y 35 años que se dedican a más de un empleo, generan 4.7 veces más ingresos que una persona empleada de tiempo completo.

  1. la jornada laboral por horas permite reducir sustancialmente la tasa de informalidad en el país, crea nuevas actividades laborales, expande las posibilidades de generación de empleo, reduce el alto riesgo de migrar a otras formas de trabajo ilegales, genera ingresos y reduce costos de transacción entre el empleador y el empleado.
  2. actualmente estamos en un modelo laboral anacrónico que está empobreciendo a la población más joven, por eso la productividad del trabajador se ve reducida cuando este decide trabajar en una actividad diferente, moverse a la informalidad, irse a la economía de rebusque o si tiene suerte, migrar del país.
  3. el gobierno nacional no va a presentar una reforma laboral que vaya en detrimento de los derechos de los trabajadores, por eso, se está convocando a la academia, el sector empresarial, los representantes sindicales, el congreso y centros de investigación, en ningún sentido, la reforma se presentará sin antes pasar todos los criterios técnicos.

No se malinterprete el debate sobre la flexibilización laboral y el trabajo por horas, seguirán prevaleciendo las condiciones laborales normales y se abrirá la puerta al incremento de la ocupación de la población económicamente activa, ahora nos enfrentamos a una de las primeras reformas laborales en 50 años que debe pensarse desde la concertación de la política económica, las empresas y los colombianos.

@CIROARAMIREZ

Publicado: octubre 2 de 2019