A pocas horas de que los colombianos nos acerquemos a las urnas a depositar el voto para definir en segunda vuelta al próximo presidente de Colombia, algunos siguen manteniéndose ciegos y sordos a acontecimientos recientes que han sucedido en las últimas semanas, lo que resulta preocupante cuando lo que está por definirse es el futuro del país por los próximos cuatro años e incluso, en alguno de los casos, mucho más que eso.

A esos ciegos y sordos, hay que recordarles que lo que vimos estas semanas con los famosos ‘petrovideos’ tiene una sola explicación, hay quienes, de forma maquiavélica, están dispuesto a hacer lo que sea con tal de conseguir lo que quieren. Así, lo dejó claro el Pacto Histórico, porque un proyecto político que pretende llegar al poder después de haberse ensuciado las manos haciéndoles la guerra sucia a sus contendores, es lo más reprochable y cochino que hay. 

Cuánto más tienen que ver para entender que quien llega haciendo campaña política con las manos sucias, es el mismo que llega a gobernar con las mismas manos. El que se alía con los más corruptos y con los ‘ñoños’, los mismos de los escándalos por parapolítica, el famoso ‘Cartel de la toga’ y el otro por Odebrecht, es el mismo al que le queda el famoso refrán, “dime con quién andas y te diré quién eres”. 

Si nos estamos jugando el futuro de Colombia, que quede claro que la campaña del Pacto Histórico representa la antítesis de lo que los colombianos anhelamos, porque no cabe en ninguna cabeza, o por lo menos no en una que quiera a su país, que nos digan que hay lugar para “correr un poco la línea ética”, para las mentiras, las fake news y la guerra sucia, si así están pensando que se cambia el país, hay que decirles a esos ciegos y a esos sordos que les llegó la hora de quitarse la venda que llevan puesta.  

Cómo justificar que se refieran a las periodistas del país como lo hace en uno de los famosos ‘petrovideos’ la esposa del candidato Gustavo Petro, Verónica Alcocer: “A todas les va bien, todas entran de reporteras y terminan en el mismo canal casándose con los dueños, pa’ eso entran ahí, ¿pa’ qué crees?”. Así, despotricando de las mujeres y cuestionando los logros profesionales de una actividad que requiere tanto sacrificio como lo es el periodismo, muestra la  ignorancia y el machismo, porque son muchas más las mujeres que se han hecho a pulso en esta profesión, que las que tristemente han tenido que acudir a otros métodos. 

Para cerrar, hay que reconocer que a diferencia del candidato Gustavo Petro, el ingeniero Rodolfo Hernández es de lo dos,  el que mejor representa a la clase trabajadora colombiana, sabe lo que es ganarse como dirían coloquialmente en nuestro país: ‘la papita’ y además, ha demostrado ser una persona de posiciones fijas, con su fuerte carácter propio de su tierra santandereana, ha sido contundente al no aceptar alianzas ni negociaciones que representen lo contrario a su proyecto político anticorrupción, siendo coherente en su discurso por lo menos en esta primera etapa como candidato, pero bastante diciente para asegurar su lugar como el próximo presidente de Colombia. 

La ñapa: lamentando profundamente la pérdida de Jesús Montano, líder social indígena de la comunidad Misak, que poco o nada les ha preocupado a los defensores de los liderazgos sociales e indígenas.  

@24Ornella

Publicado: junio 19 de 2022