Las Farc, hoy llamados ‘Comunes’, son unos de los principales socios políticos del presidente electo Gustavo Petro. 

El jefe máximo de esa estructura, alias ‘Timochenko’ fue un entusiasta promotor de la candidatura de quien asumirá el poder el próximo 7 de agosto.

En marzo de este año, poco después de que Petro ganara la consulta del llamado ‘Pacto Histórico’ el terrorista ‘Timochenko’ corrió a adherir a esa candidatura, exaltando el programa de gobierno petrista y, en sus propias palabras, “el compromiso para la implementación plena de los acuerdos de paz”.

“Reafirmo el compromiso y la convicción del Partido Comunes con la paz del país. Compañeras/os del Pacto Histórico, lograremos con ustedes, hombro a hombro, por el país que soñamos. @petrogustavo cuente con nosotros para hacer de Colombia una Potencia Mundial de la Vida”, escribió el cabecilla de las Farc en su cuenta de Twitter

Petro recibió el apoyo de las Farc sin hacer un solo cuestionamiento; una bofetada a las víctimas de esa organización criminal cuyos cabecillas continúan impunes.

Es cierto que el gobierno de los Estados Unidos retiró a las Farc de la lista de organizaciones terroristas internacionales. Lo hizo por sustracción de materia, pues esa organización dejó de existir como tal.

El mismo día en que las Farc fueron sacadas de la lista -diciembre 1 de 2021-, el Departamento de Estado incluyó a las disidencias: ‘Segunda Marquetalia’ y ‘Farc-EP’. 

A pesar del retiro de las Farc, las deudas que sus cabecillas tienen con la justicia norteamericana no han caducado. Tanto es así que el Departamento de Estado continúa ofreciendo U$5 millones de dólares de recompensa por ‘Timochenko’ a quien buscan para que responda por su participación en la “implementación de la política de tráfico de cocaína de las Farc, incluido el direccionamiento y el control de la producción, manufactura y distribución de cientos de toneladas de cocaína hacia los Estados Unidos”.

Recompensa contra aias ‘Timochenko

Las Farc, en virtud del acuerdo con Santos, volverán a tener 5 curules gratuitas en el Senado y 5 en la Cámara de Representantes. 

Julián Gallo, alias ‘Carlos Antonio Lozada’ o ‘Tornillo’, encabezó la lista. Por él los Estados Unidos mantiene vigente una recompensa de U$2.5 millones de dólares. Tiene cuentas pendientes con la justicia norteamericana por tráfico de drogas

Sobre otro senador a nombre de las Farc, Jorge Torres alias ‘Pablo Catatumbo’, también pesa una recompensa de U$2.5 millones. Es buscado para que responda por cargos de tráfico de estupefacientes. 

Tres de los más importantes miembros de las Farc, ahora ‘Comunes’ son unos vulgares extraditables. Y esa realidad poco o nada le importó al próximo presidente de Colombia quien recibió su apoyo en campaña y será beneficiario del respaldo de la bandada de las Farc en el Congreso. Es altamente probable que los terroristas se declaren como partido de gobierno. Algo totalmente repudiable e impresentable. 

@IrreverentesCol

Publicado: julio 6 de 2022