Antes del plebiscito, Santos le vaticinó a Ñoño Elías que le ganaría a Uribe por un millón de votos.

El vaticinio de Santos

Una semana antes de la votación del plebiscito, el presidente Santos viajó a Montería para atender una manifestación organizada por el tristemente célebre Bernardo Elías, alias el “Ñoño”.

Santos llevó en el avión presidencial al parlamentario y en la mitad del vuelo, vaticinó que el 2 de octubre su coalición le ganaría a Uribe por más de un millón de votos.

Para nadie es un secreto que el nuevo Nobel de paz es una persona obsesionada con destruir en el plano político y si se le presenta la oportunidad, en el personal al expresidente Uribe.

Con ocasión del plebiscito, donde esperaba aplastar a su rival, el tiro le salió por la culata: sin “mermelada”, sin medios de comunicación y simplemente apoyado en buenos argumentos, Uribe le ganó.

La ira

Una persona cercana a Santos, le confirmó a LOS IRREVERENTES que el día de la votación del plebiscito, cuando empezó a configurarse la tendencia ganadora del NO, el presidente cayó en estado de estupefacción.

Al principio, no moduló una sola palabra. Se puso lívido y algunos de sus colaboradores en la Casa de Nariño alcanzaron a pensar que le daría un soponcio.

Confirmada la victoria del NO, Santos reaccionó histérico, lanzando un sonoro insulto al presidente Uribe. De nada sirvió el madrazo. Hoy por hoy, la llave del proceso de paz la tiene, precisamente, Álvaro Uribe y Santos, en buena medida, depende de él si quiere salvar su carrera política y su proceso con la banda terrorista de las Farc.

La sentencia de De la Calle

Días antes de la votación del plebiscito, el jefe negociador Humberto De la Calle participó en un foro organizado por la Universidad de Los Andes en el que dijo que “si gana el NO, el acuerdo se cae; no hay acuerdo. No solo porque lo digan en La Habana los que estuvimos allá, no. El acto legislativo que se aprobó dice: ‘todo esto queda sujeto a la refrendación. Si gana el NO, no hay acuerdo’. Ese es el resultado del NO”

Si lo que dijo De la Calle es cierto, entonces ¿por qué el gobierno está perdiendo el tiempo tratando de hacer enmiendas con los líderes del NO?

¿O será que De la Calle estaba mintiendo y sus palabras tenían el propósito de meterle miedo a la gente? Si aquello fue así, bien valdría la pena que el Fiscal General de la Nación, ya que está preparando un proceso penal por constreñimiento a los electores contra el farsante exgerente del NO, Juan Carlos Vélez, por ahí derechito hiciera lo propio con De la Calle.

@IrreverentesCol