Exauditor Felipe Córdoba, vinculado con el “cartel de la Toga”, fue favorecido con un multimillonario contrato del Fondo de Adaptación.

El “pulpo” Felipe Córdoba

El controvertido Felipe Córdoba, cuestionado por el festín de contratos asignados a dedo y sin control alguno mientras desempeñó el cargo de auditor general y ahora relacionado con el “cartel de la toga”, parece no tener límites.

LOS IRREVERENTES tuvieron acceso al contrato 259 de 2017 celebrado entre el cuestionado Fondo de Adaptación y el exauditor Felipe Córdoba, el pasado 13 de octubre.

En virtud de dicho contrato, Córdoba “se compromete a prestar sus servicios profesionales para apoyar a la Gerencia, en el seguimiento al cumplimiento de las metas del Plan de Acción que está integrado en tres componentes: i) Plan de metas anuales sectoriales. ii) Plan anual de inversión y iii) plan anual de pagos.

$20 millones mensuales

En virtud de ese contrato, el doctor Córdoba recibirá durante el semestre comprendido entre octubre de este año y abril de 2018, la suma de $20 millones de pesos mensuales, una cifra bastante significativa por no hacer gran cosa en el Fondo de Adaptación que es, según las mediciones oficiales, una de las peores entidades públicas en materia de evaluación de gestión.

Benedetti sigue recibiendo mermelada

Aunque hace unos días el gobierno le pidió a Ángela Benedetti la renuncia a la embajada de Colombia en Panamá, hecho que para muchos significó la ruptura entre la Casa de Nariño y el cuestionado Armando Benedetti, investigado por distintos hechos de corrupción.

A pesar del supuesto distanciamiento con el Ejecutivo, el congresista sigue recibiendo mermelada. Hace pocos días, una ficha suya fue designada al frente de la Electrificadora del Meta.

En efecto, el gobierno nombró en la gerencia de esa poderosa entidad al señor Carlos Alfonso Rojas, un ahijado y recomendado político del senador Benedetti. En esa jugada, la senadora llanera por el partido de La U, Maritza Martínez desempeñó un papel de primera línea.

“Tú me ayudas, yo te ayudo”

La designación de la cuota de Benedetti en la Electrificadora del Meta fue el resultado de un “tú me ayudas y yo te ayudo”. En efecto, Benedetti se la jugó a fondo para que un recomendado de la senadora Maritza Martínez fuera nombrado como ministro de Agricultura, hecho que en efecto sucedió. A cambio de ese apoyo, la senadora allanó el terreno para que nadie en el Meta se opusiera al nombramiento de Carlos Alfonso Rojas en la electrificadora de ese departamento.

Así, tanto Benedetti como Martínez quedaron felices y dichosos con sus respectivas entidades, las cuales les serán de gran utilidad en estos tiempos de campaña electoral.

@IrreverentesCol

Publicado: diciembre 11 de 2017