El Tejemaneje

La Corte Suprema de Justicia no ha resuelto una investigación por parapolítica que cursa contra el presidente del Senado, Mauricio Lizcano.

Plebiscito a la carrera

Son casi 300 páginas que los colombianos tendrán que leer y entender antes de tomar una decisión final respecto de su voto en el plebiscito.

El acuerdo entre gobierno y Farc fue redactado con una terminología difícil de comprender para un ciudadano común y corriente que no tenga la capacidad de “pescar” micos. Por eso, no se entiende cuál es el afán del gobierno por hacer el plebiscito en un mes, cuando la Corte Constitucional fue clara al decir que el contenido de los acuerdos debía ser explicado con detalle antes de convocar a la refrendación popular.

Mico “Springer”

Por ahí, escondido en la página 75 del acuerdo se lee que, para efectos de determinar la verdad de los crímenes cometidos se “aplicará metodologías de análisis y contexto , considerando la experiencia judicial acumulada en los últimos años, sin perjuicio de la posibilidad de utilizar nuevas metodologías de análisis, incluyendo la perspectiva de género”.

Eso, en otras palabras, significa que en La Habana creen ciegamente en la eficacia de la cuestionada técnica implementada por la tramadora Natalia Lizarazo, conocida como “Natalia Springer”, quien se hizo multimillonaria gracias a su tesis de que con algoritmos se puede descubrir quién es el culpable de un delito.

Centro Democrático tras el poder

El senador Alfredo Rangel anunció que si se impone el SÍ en el plebiscito, el Centro Democrático empleará todo su esfuerzo para ganar las elecciones presidenciales de 2018 y una vez llegue al poder hará lo que corresponda para reversar los acuerdos alcanzados con las Farc y que resultan inaceptables para esa colectividad.

El problema del Centro Democrático consiste en que los uribistas no se han puesto de acuerdo sobre el mecanismo que se deberá emplear para la selección del candidato único. Mientras Carlos Holmes Trujillo e Iván Duque han defendido que se implemente un procedimiento democrático –como debe ser-, Óscar Iván Zuluaga pretende que el candidato sea elegido en una convención amañada en la que él tendría todas las de ganar.

¿Y la investigación contra Lizcano?

En la Corte Suprema de Justicia duerme el sueño de los justos el proceso radicado bajo el número 30.891 contra el actual presidente del Senado de la República por el presunto delito de concierto para delinquir, por cuenta de unos posibles vínculos del parlamentario con los miembros del bloque “Cacique Pipintá” de las autodefensas.

Así mismo, el doctor Lizcano lleva bastantes años investigado por el posible delito de constreñimiento al elector, por hechos que se presentaron en el municipio de Marmato, Caldas.

Llama la atención que la sala penal de la Corte Suprema, tan diligente cuando de investigar a uribistas se trata, se esté demorando tanto tiempo en definir la situación judicial del santista Lizcano.

El crimen de las Farc

crimen hoiy

 

@IrreverentesCol

3 comentarios sobre “El Tejemaneje

  • el Agosto 26, 2016 a las 17:15
    Permalink

    dijo Montealegre sentirse traicionado. ¿Traicionado de que?

  • el Agosto 26, 2016 a las 17:13
    Permalink

    Roy Barreras fue un muy leal escudero de Uribe. Ahora es un muy leal escudero de Santos. Este señor médico, debería trabajar en un circo haciéndole poner los pelos de punta a los espectadores Un verdadero trapecista, contorsionista y maromero.

  • el Agosto 26, 2016 a las 16:08
    Permalink

    TODO LO QUE ESTE RELACIONADO CON PARA-POLÍTICA,CIERTO O NO ES INVESTIGADO Y SENTENCIADO,LO CONTRARIO CON LO QUE SUCEDE CON LOS AMAÑADOS DE LA FARC-POLÍTICA SON EXONERADOS Y DEVUELTAS SUS CURULES QUE DOLOR DE PATRIA LA JUSTICIA ESTA PERDIENDO LA BALANZA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *