El Tejemaneje

El indelicado magistrado del Consejo Electoral, Carlos Camargo pone el vehículo asignado para su protección a atender las necesidades domésticas de su esposa. 

 

Magistrado indelicado

Recientemente el Consejo Nacional Electoral eligió a Carlos Camargo como vicepresidente de esa corporación. Camargo, representante del partido conservador en el CNE empezó con pie izquierdo.

Recién fue elegido en esa dignidad, de manera imprudente salió a decir que las Farc debían tener asiento en el máximo tribunal electoral de Colombia, afirmación que despertó malestar en sus colegas en particular y en la sociedad en general que no entendió cómo alguien de su dignidad podía estar ofreciendo puestos a una banda de criminales que no ha entregado sus armas ni desmovilizado a sus miembros.

Si Camargo es ligero en sus expresiones, parece ser que también lo es en el manejo de los asuntos públicos. Desde hace algunas semanas, en el Consejo Nacional Electoral se está tramitando una queja interna por el hecho de que el magistrado Camargo ordenó que un vehículo de la entidad, asignado a los servicios generales con su respectivo conductor fuera puesto al servicio de su esposa.

LOS IRREVERENTES hablaron con el doctor Camargo, quien en una primera llamada aseguró que esta información no era cierta. Media hora después, el magistrado llamó de vuelta y, después de una larga exposición sobre el funcionamiento y composición del parque automotor del Consejo Nacional Electora, reconoció que “seguramente” su esposa sí utilizó para asuntos personales una camioneta blindada de la presidencia del CNE. En una tercera llamada, cambió nuevamente su versión y puntualmente dijo que su esposa “nunca ha utilizado ningún vehículo del Consejo”

Las fuentes de LOS IRREVERENTES, aseguran que Camargo Assis sí ordenó que uno de los carros de la presidencia del tribunal electoral fuera puesto a disposición de su señora esposa. Estamos frente a un abuso absolutamente intolerable, pues no hay derecho a que la mujer de un magistrado se pasee por las calles bogotanas en un vehículo con conductor, pagado con el dinero de los colombianos.

 

Más mermelada para la revista Semana

El nuevo presidente del Senado, el doctor Mauricio Lizcano, que habla las 24 horas del día de austeridad y responsabilidad en el gasto, está a punto firmar un multimillonario contrato con la revista Semana para la realización de 10 foros sobre el proceso de paz.

Lizcano, suscribirá el contrato que costará más de mil millones de pesos, avalado por la directora de “Colombia Compra Eficiente”, María Margarita “La Paca” Zuleta quien, según supieron LOS IRREVERENTES, asegura que Semana es la única entidad en Colombia capaz de hacer ese tipo de eventos.

 

Contratistas varados

Los contratistas del Senado están bastante molestos con Lizcano quien no le ha dado vía libre a la renovación de cientos de contratos de prestación de servicios de personas que están vinculadas a diferentes dependencias del Congreso, entre ellas las señoras dedicadas al aseo y los servicios generales.

En la Dirección Administrativa del Senado dicen que Lizcano dio la orden de no renovar esos contratos. Cuesta entender que no haya dinero para pagarles a las dedicadas mujeres que se encargan de mantener aseado al Capitolio, pero sí tengan todo listo para darle mil millones a la revista que dirige el sobrino del presidente Santos.

 

La secretaria de Zuluaga

Una de las empleadas del partido Centro Democrático es la señora Amalia Salgado, quien fue contratada por esa colectividad para que ejerza funciones secretariales en su sede nacional.

En charla con LOS IRREVERENTES una senadora del Centro Democrático expresó su molestia por un hecho que tiene irritado a más de un miembro de la bancada que acompaña al expresidente Uribe: Salgado no ejerce como empleada del partido, sino como agitadora de la campaña de Óscar Iván Zuluaga.

Basta con revisar la cuenta de twitter de Salgado para confirmar el señalamiento de la senadora que elevó su queja, en la que en efecto se nota la militancia abierta y sin esguinces de la secretaria a favor de Zuluaga, olvidando que además de él hay otros dos precandidatos presidenciales.

 

Sectarismo y exclusión

“A Salgado se le paga con plata del partido, para que atienda al partido y no los intereses electorales de Óscar Iván”, expresó la senadora que conversó con LOS IRREVERENTES. Además, apuntó que “esa mujer es una de las que propicia la exclusión y el sectarismo en la sede del partido. Todo aquello que no se ajuste a la agenda de Zuluaga es bloqueado por Amalia Salgado que, le repito, es empleada del partido y no del director saliente”.

En dos oportunidades LOS IRREVERENTES intentaron confrontar esta información con la secretaria Salgado, pero ella puso a otra persona a responder las llamadas. Así mismo, no quiso responder los mensajes escritos que se le enviaron. ¿Por qué se esconde señora Salgado?

@IrreverentesCol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *