El proyecto Duque

Cuando surgió la necesidad de plantear una columna de opinión de un ciudadano de a pie sobre el gobierno Duque y sus resultados, la pregunta que se manifestó de antemano fue: ¿Cómo evaluar la gestión de su gobierno sin aspavientos, ni manipulaciones, ni sentimientos encontrados? 

Tarea bien difícil, teniendo en cuenta que siempre es más fácil, sencillo, en cualquier momento, fijarse más en lo negativo que lo positivo; más aún cuando las expectativas que se tejieron alrededor de su proyecto político fueron tan altas teniendo en cuenta que veníamos de ocho años de traición continua de parte del nefasto y amoral gobierno de Juan Manuel Santos.

Es así como, el profesor Murcia sostiene que: Para la formulación y evaluación de los proyectos se deben conocer y perfeccionar dos conceptos a saber: la viabilidad y la factibilidad (Ver Murcia, 2018).

En este campo, todos los factores iniciales indicaban al comienzo de su mandato que el proyecto Duque en materia de gobernanza sería viable. 

Tenía como valor agregado, por lo demás, que los colombianos estábamos dispuestos a pasar la página de JMS con tal que su gobierno fuera totalmente diferente, distante de, conectado con la opinión pública, a pesar de las diferencias que se pudieran tener.

Sostiene Murcia que, también, se deben contar los factores tanto internos, como externos, que alteran el normal desempeño de un proyecto. 

Antes de la pandemia COVID 19, los indicadores económicos, en su gran mayoría, se encontraban en terreno favorable. 

Colombia llegó a experimentar crecimiento económico superior al 5% bajo la tutela del exministro de Hacienda Carrasquilla.

El proyecto Duque iba viento en popa, como dirían los marineros de agua dulce estilo JMS.

Con la pandemia COVID 19 todo se derrumbó, como en la canción, saliendo a la palestra el ministro de Salud, doctor Fernando Ruiz, quien tomó las riendas de la grave situación presentada. 

Es importante recordar que Ruiz recibió de parte del entonces Minsalud Alejandro Gaviria, de JMS, un sector prácticamente en quiebra. 

Con más de 14 entidades intervenidas o en proceso de intervención. 

Con un sistema de salud colapsado por el sin número de tutelas de los pacientes con el fin de acceder a los servicios y/o medicamentos; el ministro Ruiz, en silencio, sacó adelante la crisis sanitaria junto con las EPS tan cuestionadas en este momento y todo su equipo médico quienes por estar funcionando lograron atender a las personas afectadas por el COVID.

Mención de honor para el ministro Ruiz.

Salimos de la pandemia, cometiendo Duque un error garrafal: Presentar la reforma tributaria. 

Es probable que estuviera haciendo lo correcto teniendo en cuenta la grave situación financiera presentada por el incremento de la deuda y el gasto público generado durante la pandemia, pero, presentar esa reforma tributaria con un factor emocional, más que racional, incendió los ánimos de todo el mundo.

A propósito; los huevos de Carrasquilla hoy poco importan teniendo en cuenta la próxima reforma tributaria del nuevo Min Hacienda Ocampo, el sí con los huevos suficientes para presentarla por más de 70 billones de pesos. Tremenda clavada la que nos pegará el gobierno Petro de entrada.

Al final, para resaltar dentro de la gestión de Duque: Las obras de infraestructura entregadas, el parque Eólico de la Guajira, los títulos de propiedad, la reconstrucción de San Andrés, los extraditables, los dados de baja, 287 colegios nuevos, la troncal de la Orinoquía, el proyecto Chirijara Fundadores…

Puntilla: Mientras tanto, a Duque le armaron tremendo lío por una apartaestudio en Washington, ¿alguien me puede explicar el palacete de Petro en Florencia, como por cuenta de quién? Que doble moral tan…

Rafael Gómez Martínez

Publicado: julio 12 de 2022

Un comentario en «El proyecto Duque»

Los comentarios están cerrados.