Estábamos ilusionados de que una vez determinadas las líneas rojas legislativas que algunos congresistas habían planteado y las reuniones celebradas antes del 7 de septiembre, los partidos Liberal y de la U pasarían de la coalición de gobierno a la independencia, eso habría garantizado, no una oposición como algunos interpretaban,  la posibilidad de que proyectos inconvenientes pudiesen ser votados negativamente, y los favorables positivamente, ejercicio correcto de la democracia. 

Pero Petro, sus aliados Juan Manuel Santos, Ernesto Samper y el hábil prestidigitador Roy Barreras, que sacan del sombrero de mago la mermelada, consiguieron conquistarlos por un plato de lentejas como lo habían logrado con el partido conservador, y sale a luz que estos congresistas sin respetar el voto que les dio el pueblo ganaron su curul con el sudor de su frente y el ejercicio de su columna dorsal en el juego de la lisonja y de la intriga, prefirieron las migajas de sus amos a la salud de la patria y, como sucedió en la Venezuela de Chávez, apenas dejen de serle útiles los mandará a freír espárragos y, ahí, será demasiado tarde para salvar la democracia.  

El país sigue obnubilado con la reforma tributaria, brillante columna de humo que, como diría el Chapulín, ha sido fríamente calculada, a muchos distrae, la critican, denuncian sus falencias o discuten si es o no necesaria; pero, que yo sepa, nadie se ha ocupado de presentar una contrapropuesta válida y, entretanto, el presidente busca la forma de legislar autónomamente declarando la emergencia económica. Esta debe ser avalada por la Corte Constitucional donde no tendrá ningún tropiezo, las mayorías en la misma favorecen al actual gobierno. 

La conclusión es clara: los partidos dejaron de existir, las ideologías de Ezequiel Rojas, la lucha de Uribe por el partido Liberal y los postulados de Ospina y Caro del partido Conservador desaparecieron. Las aspiraciones de poder se cambian con la frecuencia de los pañales por igual razón, mientras, se venden las conciencias al mejor postor de coimas, prebendas, puestos o contratos. Solo queda una pequeña luz al otro lado del túnel, el Centro Democrático.

Una oposición seria y representativa es urgente. La columna siguiente lo explica: https://www.periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/33798-pacto-por-la-democracia  

El Rincón de Dios

“Es verdad Señor; pero también los perritos comen las migajas que caen de la mesa de sus amos” Mateo 15, 27   

@rafuribe

Publicado: septiembre 14 de 2022