Nunca antes en Colombia habíamos tenido tanta incertidumbre sobre nuestro futuro. Todos y cada uno de los recién nombrados ministros abren la boca y generan pánico en los mercados. Todos los indicadores que he venido siguiendo muestran un grave deterioro desde el día de las elecciones así:  

El dato que es más visible es la TRM. Esta ha subido casi 700 pesos. Esto implica que muchos colombianos e inversionistas de portafolio están comprando dólares y sacando recursos del país. Este aumento de la TRM no es solo por el riesgo Petro. Existen otros factores globales que han ayudado a esta devaluación, pero si pudiera tasarse en porcentaje yo diría que el 70% del aumento ha dependido del nuevo gobierno.

La deuda pública, que los primeros días resistió estoicamente, finalmente sucumbió y los TES del 2022 se han subido más de 100 puntos básicos, esto implica que las nuevas colocaciones de deuda salgan mucho más caras para el Estado y que haya muchos inversionistas vendiendo títulos en el mercado secundario. La deuda pública interna tiene una gran dependencia de inversionistas de portafolio internacionales. En el momento que ellos tomen la decisión de vender, se viene una hecatombe; no hay quién compre esa cantidad de TES.

En cuanto al ADR de Ecopetrol podemos ver diferentes razones para un desplome del precio de casi el 40%: primera, la caída del precio del petróleo; segunda, la devaluación del peso, y, tercera, las expectativas que hay sobre las medidas que tomará el nuevo gobierno sobre la materia. El fantasma de acabar con la exploración de hidrocarburos y el cambio de miembros de la junta directiva a la fuerza será determinante para el futuro de esta acción.

Por último, el aumento de la percepción de riesgo, representado en el Embi Colombia con un aumento de 61 puntos básicos, hace que la deuda en dólares sea más costosa y difícil de conseguir. No más pensar el costo adicional sobre futuros roll over de deuda es aterrador.

¿Pero cuáles han sido las razones de este deterioro de la confianza de los inversionistas pensando en el hecho de que el gobierno Petro ni siquiera ha empezado?

Son muchas, pero principalmente todo lo que tiene que ver con impuestos. Existe una gran incertidumbre sobre el tema. Se ha hablado de impuesto a la tierra, impuesto al patrimonio, impuesto al servicio de telefonía celular, impuesto multipropósito, entre otros. No puede ser que el gobierno que dice ser del pueblo vaya a terminar cobrándole a los menos favorecidos los impuestos que nunca han pagado antes.

Este nuevo gobierno necesita tener un vocero oficial que se encargue de dar las noticias y hable de los proyectos y propuestas. Mientras eso se siga manejando sin ninguna clase de orden los inversionistas seguirán saliendo y generando una pérdida de confianza.

Esperemos que, desde Italia, otrora meca de la civilización y de la democracia, le lleguen las ideas necesarias para no acabar el país y la confianza inversionista se restablezca.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: julio 18 de 2022