El Montesinos de Santos

Desde que era ministro de Defensa, Santos le encomendaba al almirante Echandía los trabajos sucios contra sus enemigos. Hoy, es su Montesinos.

Desde que Juan Manuel Santos llegó al ministerio de Defensa por designación del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, empezó a tejer una estrecha relación de amistad con el almirante Álvaro Echandía Durán, experto en asuntos de inteligencia.

Como es ampliamente conocido, el almirante Echandía, instigado por Juan Manuel Santos, fue la persona que falsificó las pruebas sobre las que se erigió el proceso penal contra el almirante Gabriel Arango Bacci y que mantuvo a ese oficial injustamente privado de la libertad durante más de un año y medio, todo por un asunto personal entre él y Juan Manuel Santos.

En aquel montaje, Echandía utilizó al entonces vicepresidente de la República, Francisco Santos, para mover a través de él la denuncia contra Arango Bacci. Pidió una cita formal en la vicepresidencia y se presentó con el montaje completo y le pidió a Santos que saliera ante el país a defender la contundencia de esa investigación.

El burdo montaje no pudo sostenerse en la Corte Suprema de Justicia, tribunal que evidenció que la investigación era una colección de pruebas falsas todas estas hechas por el peligroso almirante Echandía.

En un país medianamente sensato, el autor de la villanía debería estar privado de la libertad. En Colombia ha sucedido todo lo contrario. Protegido y encubierto por su cómplice, Juan Manuel Santos, Echandía no solo quedó impune sino que ha sido revestido con un inmenso poder: es el director de la Agencia Nacional de Inteligencia, entidad que reemplazó al DAS.

Es un duro golpe para nuestra democracia que una entidad con la responsabilidad de liderar la inteligencia del país esté en manos de un criminal como el almirante Echandía que utiliza el desmedido poder que tiene para hacerle mandados al presidente Santos.

Se le asigna al ex primer ministro británico, Winston Churchill la frase según la cual, la “inteligencia es una labor tan sucia que solo puede ser llevada a cabo por hombres honorables”. En la Colombia actual, donde el presidente le ha conferido un descontrolado poder a un hombre como Álvaro Echandía, cuyo proceder despierta sospechas y genera desconfianza, deben revisarse detenidamente las más recientes actuaciones de ese oficial.

7fdd76938eac5788014a80e0516b3f03

 En Colombia, los políticos amigos y contradictores de Santos sospechan que Echandía les tiene interceptadas sus comunicaciones

Participando en política

Hace unas semanas, un congresista de la Unidad Nacional que habla con cierta regularidad con LOS IRREVERENTES, se abstuvo de brindar una información que tenía en su poder por el temor que le despierta el almirante Echandía: “prefiero no hablar por teléfono porque estoy seguro de que Echandía me tiene ‘chuzado’”, expresó el legislador.

Y no son nuevas las sospechas que apuntan a confirmar que el exoficial de la Armada Nacional utiliza los recursos que le fueron asignados para combatir al crimen organizado en otros menesteres, como por ejemplo espiar a la oposición democrática colombiana.

Está ampliamente evidenciado que Echandía participó activamente en la infiltración de la campaña presidencial del Centro Democrático con un criminal que hizo parte del enredado escándalo del “hacker” que hoy tiene al auxiliar espiritual de Óscar Iván Zuluaga, Luis Alfonso Hoyos, huyendo de la justicia.

La nueva fiscalía de Néstor Humberto Martínez debe investigar a fondo el caso del almirante Echandía y ponerle coto a sus actividades ilegales, porque en Colombia no puede haber un solo funcionario que viole la ley con total desvergüenza, así éste sea el cómplice favorito del presidente de la República.

@IrreverentesCol

13 thoughts on “El Montesinos de Santos

  • noviembre 18, 2016 en 10:35
    Permalink

    Siempre lo he dicho que verguenza de presidente tenemos, igualmente que las elecciones habian sido alteradas y robadas por este ladron de corbata, sabia que si zuluaga ganaba, le acababa el circo de paz que tenia montado, por eso obro suciamente, este presidente debenrian juzgarlo con la pena mas alta, ya que es un ser mezquino, lleno de maldad,que se haga la justicia de Dios y nos ayude

  • noviembre 14, 2016 en 22:36
    Permalink

    Los motivos para el montesinos, mas q los personales del presidente son los propios de el q le permitieron llegar al comando de la armada. Si uds. Aberiguan – y lo pueden hacer – van a encontrar q arango bachi circunstancialmente se le convertiria a montecinos en el unico obstaculo invencible para llegar al comando al q finalmente logro acceder luego de inhabilitar a arango, uniendo rencores con santos. Pidan informes de calificaciones y antigüedad, q son documentos públicos y encontraran datos interesantes !!!

  • noviembre 12, 2016 en 09:22
    Permalink

    No entiendo por qué pretenden satamizar solamente al Montesinos de Santos, cuando lo que dicen es que le cerebro detrás de los delitos de Echandia es Juan Manuel Santos.
    Es a Juan Manuel Santos a quien deberían meter tras las rejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *