LOS IRREVERENTES. Felicitaciones por su designación como candidato único del Centro Democrático. El resultado es fruto de su trabajo comprometido con el partido en estos últimos años en los que usted se destacó como uno de los senadores más aplicados del partido. ¿Qué mensaje le envía a la militancia uribista en estas primeras horas como candidato?

IVÁN DUQUE. Primero Ernesto, tengo que decir que recibo esta nominación como candidato a la Presidencia de la República por el Centro Democrático con honor y con humildad. Hemos recorrido el país en una sana emulación de ideas donde consultamos nuestras bases y nuestros simpatizantes, y hoy tenemos una decisión que nos invita a la unión y a pensar en el futuro de Colombia, siguiendo el legado y la inspiración de nuestro presidente fundador Álvaro Uribe Vélez. Mi mensaje a la militancia es que tenemos que estar unidos como colectividad y convertirnos en un gran equipo que recorra cada rincón del territorio, ganando los corazones y los afectos de nuestros compatriotas. Esta campaña no es de individualidades, tenemos que fortalecer el partido, primero para consolidarlo como la primera fuerza política en el Congreso de la República y segundo para construir el camino hacia la presidencia.

L I. Para nadie es un secreto que el gran elector del Centro Democrático es el presidente Uribe, ¿cuál va a ser el papel de él en su campaña?

I D. El Presidente Uribe será el Director de la Campaña a la Presidencia. Vamos a recorrer el país con él y vamos a trabajar todos los días para ganar respaldo de la ciudadanía. Vamos a consolidarnos como la principal fuerza política en el Congreso y ganar la Presidencia de la república en una amplia coalición.

L I. Las campañas son exitosas en tanto haya unidad entorno al candidato. ¿Cuál va a ser su estrategia para aglutinar a todos los sectores del Centro Democrático?

I D. Desde el mismo momento en que fui elegido como candidato a la presidencia por el Centro Democrático he convocado a los compañeros con quienes recorrimos el país en esta sana emulación de ideas. Vamos a trabajar con María del Rosario Guerra, Paloma Valencia, Rafael Nieto y Carlos Holmes Trujillo, para tener un gran programa y conquistar afectos todos los días. De igual manera, he hecho un llamado a los doctores Oscar Iván Zuluaga y Luis Alfredo Ramos a trabajar en este proyecto común. Su liderazgo es vital en este proceso. Yo no reconozco enemigos en el CD y tenemos que trabajar unidos. Esta será una campaña incluyente y pensando en el futuro de Colombia.

Duque y el presidente Uribe en campaña.

L I. Esta no será una campaña sencilla por cuenta de la polarización en la que se encuentra el país. Usted es un político moderno que se ha sabido poner por encima de las guerras sucias. Pensando en la campaña en la que la mayoría ciudadana se opone al camino por el que está transitando nuestro país, ¿cómo atraer a esos sectores que sienten afinidad con el uribismo, pero que no son militantes activos del Centro Democrático?

I D. A estos sectores que no son militantes activos tenemos que decirles que el país nos necesita hoy más que nunca para recuperar la legalidad, el emprendimiento y la equidad, nosotros tenemos una agenda clara de país, una visión y unas propuestas para derrotar el populismo que ha sembrado desolación en Venezuela y para unir al país en una agenda del futuro. No es el momento de detenerse por temas menores, ha llegado el momento de mirar hacia adelante, de pensar en el futuro. Yo pertenezco a una generación que representa el 73 por ciento de los colombianos que somos menores de 45 años, que queremos gobernar para todos y lo vamos a hacer con dedicación. Somos el partido de la seguridad democrática, de la confianza inversionista, de la cohesión social, del Estado austero y de diálogo popular. El compromiso para sacra adelante a Colombia debe ser de todos.

L I. Son muchos los temas de campaña, razón por la que esperamos poder hacer muchas entrevistas con usted para efectos de que nuestros lectores puedan conocer sus propuestas frente a los múltiples problemas que aquejan a Colombia. Pero empecemos por uno que es de singular relevancia: el acuerdo con la banda terrorista de las Farc. Usted ha acuñado una frase que resulta muy ilustrativa: “ni trizas, ni risas”. ¿Qué quiere usted significar con esa expresión?

I D. Significa que no se trata de hacer trizas el acuerdo porque la desmovilización, el desarme y la reinserción de la base guerrillera sin reincidencia, son positivas, pero no podemos tener risas complacientes frente a lo que amenaza la Constitución y el Estado de Derecho.

Se trata de defender la legalidad, que fue una de las inspiraciones de la campaña del No  en el plebiscito, en esa campaña nunca se trató de destruir los acuerdos, pero sí de hacer todas las reformas estructurales necesarias para que no se premie al delincuente. La voz de las mayorías expresada en las urnas el pasado 2 de octubre del 2016 fue desconocida por una refrendación espuria y luego por un procedimiento legislativo, donde se han creado serias amenazas a nuestra seguridad nacional. Esas amenazas hay que corregirlas estructuralmente.

En defensa de la legalidad, nuestros mensajes son claros: vamos a presentar un acto legislativo para que el narcotráfico no sea un delito amnistiable; vamos a dejar claro que la sustitución y la erradicación de cultivos ilícitos deben ser obligatorias y no voluntarias. Y vamos a decir con firmeza que armas escondidas y dineros escondidos que no hayan sido entregados para su destrucción o para la reparación efectiva de las víctimas significarán que los cabecillas de las Farc han cometido un delito nuevo y perderán todos los beneficios.

Y otra cosas más Ernesto, ningún responsable de delitos de lesa humanidad puede tener elegibilidad política en Colombia, y mucho menos sin decir toda la verdad, reparar a las víctimas y cumplir sus penas. Colombia se respeta y no vamos a dejar que los verdugos de tantos colombianos posen impunemente como prohombres y se burlen de los colombianos.

@IrreverentesCol

Publicado: diciembre 18 de 2017