El presidente Petro le informó hace unos días a los mayores generadores de empleo de Colombia, palabras más, palabras menos, que su labor patriótica de siglos ha sido un total fracaso. Es tan alto el nivel de fracaso de los industriales de Colombia, implicó el presidente Gustavo Petro en Cartagena durante la plenaria de la ANDI, que la palabra “industria” ni siquiera entra en el léxico de la estructura gubernamental de Colombia. Queda claro que el presidente Petro no conoce aún que existe un Ministerio de Comercio, INDUSTRIA, y turismo, que existe una entidad llamada superintendencia de INDUSTRIA y comercio, o que existe una entidad llamada Proexport, entidad encargada de generar oportunidades para los industriales de Colombia en el exterior. Una minucia, dirán los progres del Pacto Histórico.

Claramente el presidente Petro tampoco se ha enterado que existe una compañía que se llama Tecnoglass, con sede en Barranquilla, que se ha convertido en la líder mundial en producción de vidrios para casas y edificios, empresa que, además, cotiza en la Bolsa de Nueva York, y que vendió USD $456 millones en vidrios en EE. UU. durante el 2021. Sería bueno que alguien del entorno del presidente le contara que esta empresa, orgullo nacional, emplea un total de 9,000 colombianos en la formalidad.

El presidente Petro también le informó a los generadores de empleo de Colombia que el crecimiento que se ha visto en el país en los últimos trimestres es “ficticio”, pues ese incremento en la economía está basado en actividades económicas como el comercio, actividades que, según el jefe de estado, no generan valor agregado alguno en la sociedad. Según el presidente, el 18.6% del crecimiento anualizado real que estaban mostrando las ventas al por menor a junio del 2022 es función de vendedores ambulantes vendiendo chitos y leche condensada en los andenes del centro de Bogotá y Medellín. Es en serio, eso dijo el presidente. En campesino: nuestro jefe de estado piensa que el gasto de consumo final de los hogares, uno que explica el 70% del PIB de Colombia, es “ficticio” y solo le genera bienestar a los tenderos que se vieron obligados a huir de la tiranía de Venezuela.   

Me pareció entender por el discurso del presidente en Cartagena que para él los que trabajamos en el sector financiero somos unos “parásitos” que no le generamos nada a la sociedad, diferente a matar a la economía real a punta de cobrarle intereses a los clientes por los préstamos que les adjudicamos. Quizás algún día alguien le contará al presidente Petro que, gracias a los avances del sector financiero colombiano, la cartera inmobiliaria ya supera el 10% del PIB (era más o menos el 3% del PIB en el 2005), mientras que en la “Argentina Humana”, la que tanto admiran él y Francia Márquez, ese país repleto de “vida, amor, y justicia social”, la cifra alcanza el módico número del….0% del PIB. 

Lo del presidente Petro en Cartagena durante la asamblea anual de la ANDI es análogo a que Alberto Bernal hubiese llegado al comité médico rutinario de la Fundación Santa Fe, me hubiese tomado el podio, y le hubiera dado cátedra a residentes y jefes médicos varios sobre su completa ignorancia en el manejo de la hipertensión aguda en los pacientes diabéticos. Valga decir que mi conocimiento sobre la hipertensión se remonta a haber leído un artículo en la revista Alo sobre el sodio y la hipertensión.      

@AlbertoBernalLe

Publicado: agosto 21 de 2022