Es evidente el fracaso del paro, las protestas ya no pasan de cuatro gatos, la gente se cansó, otros están reaccionando y los participantes ingenuos se han dado cuenta de que no vale la pena que los confundan con los vagos y vándalos que se infiltran o promueven los untados de narcotráfico, el gran financiador ¿Se les devuelve el bumerang?

Nos deja varias inquietudes:

¿Es imposible judicializar el Comité del Paro y a su gestor? Es claro para todos que el gran inspirador es Gustavo Petro, le acolitan Luis Miguel Morantes, Percy Oyola, Francisco Maltés, William Belandia y Jennifer Pedraza. Causaron pérdidas al país por más de 13 billones de pesos; se dispararon los contagios del Covid19, pasando de 127 muertes diarias a más de 500; destruyeron medios de trasporte e infraestructura públicos y privados; paralizaron el principal puerto del país impidiendo importaciones y exportaciones; motivaron el cierre de numerosas empresas; dejaron casi sin alimentos ciudades enteras; esfumaron miles de empleos: los alumnos de Fecode llevan año y medio sin clases y tareas condenados a la ignorancia; causaron muertes y colapsaron hospitales por la retención de ambulancias y suministro de medicamentos por bloqueos de las vías, e hirieron más de mil trescientos policías. Como lego en materia jurídica pregunto ¿no son estos delitos punibles? Porque evidentemente una protesta pacífica no es, es un paro criminal.

Fecode está compuesto por maestros rutinarios que gravan en la memoria de los niños temas que les atrofian su cerebro destruyen su discernimiento e iniciativa y, en lugar de darles una verdadera educación sobre los principios esenciales para su vida futura, los envenenan con teorías marxistas, desfiguran el valor de la familia y su propia identidad de género. ¿Debe continuar existiendo?

Salvo unos poquísimos vagos de profesión, los trabajadores no quieren estar en las calles ni se venden por $70.000 diarios para hacer revueltas, desean su trabajo y lo defienden, son conscientes de su deber, desempeñan a gusto su labores y se han visto obligados a efectuar largas caminatas para llegar a sus lugares de trabajo o sus hogares. Otros muchos han perdido sus empleos por el “paro” ¿Qué buscan la CUT, CGT, CTC, CPC y CDP promoviendo estos desórdenes? ¿Creen que los réditos políticos que persiguen los favorecerán?

¿Debe el país recibir una comisión de derechos humanos tuerta del ojo derecho? ¿No está primero la soberanía de la patria?

¿No va siendo hora de que Marta Lucía Ramírez designada Canciller en reemplazo de la ausente Claudia Blum, viaje a Europa como lo hizo a los Estados Unidos, defienda el gobierno de las falsas noticias de los medios europeos también tuertos del ojo derecho, revise la nómina de los embajadores y empiece a reemplazar los parásitos indigestos de banquetes y cocteles y nombre a quienes estén dispuestos a trabajar y defender nuestra patria?

No nos vamos a dejar apabullar de un puñado de apátridas. ¡Viva Colombia!

El Rincón de Dios

“Le pregunto a Dios como preparo a mi hijo para la vida y Él me responde: Yo le doy la vista, tú enséñale a observar; yo le doy el oído, tú enséñale a escuchar; yo le doy el tacto, tú enséñale a acariciar; yo le doy el alma, tú enséñale a amar.”

Cuña publicitaria

Ya está disponible en Amazon el tercer libro Separación de Panamá, sobre aspectos de la vida de Rafael Uribe Uribe.

@rafuribe

Publicado: junio 17 de 2021