El precandidato uribista asegura que la crisis que vive Colombia sólo se soluciona con un cambio profundo en 2018.

LOS IRREVERENTES. Se percibe a Colombia deprimida por la sumatoria de escándalos que se han visto en las últimas semanas. Depresión que se profundiza por la crisis económica y por la incertidumbre que genera el ilegítimo acuerdo con la banda terrorista de las Farc. ¿Usted cómo está viendo el panorama nacional?

CARLOS HOLMES TRUJILLO. Me parece que se están dando todas las condiciones que conducen a una tormenta perfecta. No hay un solo factor positivo que pueda registrarse en el país. La situación económica interna es mala, el entorno internacional es preocupante, la situación social demuestra signos de deterioro, la situación política apunta hacia una dirección inconveniente para el país.

Las tensiones institucionales que se van a generar con motivo de la implementación del acuerdo entre el gobierno y las Farc, van a dejar unas consecuencias muy preocupantes para el futuro de la nación.

L I. A lo anterior debe sumársele una creciente desconfianza frente a la política.

C H T. En efecto, se registra una gran incredulidad por parte de los colombianos, un rechazo altísimo a todo lo que tenga que ver con lo político y lo público. Estamos registrando el nacimiento de un grupo de colombianos que se autocalifican como “independientes”.

Estamos en una época de descreimiento total que nos obliga a mirar los temas con una visión distinta. Tenemos que sacar adelante un proceso de reinstitucionalización que le devuelva la credibilidad a los colombianos en las instituciones y evitar una catástrofe que se ve inminente si no se toman los correctivos adecuados.

L I. Parafraseando al doctor Álvaro Gómez Hurtado, el presidente Santos no se va a caer, pero tampoco se puede quedar. Tiene todavía 17 meses de mandato. Su impopularidad es manifiesta. El próximo 1 de abril está convocada Una marcha en contra del gobierno. ¿Qué alternativa existe para evitar que el país se vaya por el abismo?

C H T. Sinceramente, creo que la única solución es el cambio definitivo del rumbo en el año 2018.

Tenemos que avanzar en una concreción de unos entendimientos que nos permitan llevarle al país la propuesta que esperance, ilusione y permita darle un nuevo rumbo a Colombia.

Los últimos meses del presidente Santos, serán peores desde el punto de vista del apoyo popular que hoy tiene y que es mínimo.

Tenga la certeza de que las tareas de gobierno se adelantarán en medio de una gran controversia.

L I. Usted habla de una propuesta que “esperance” e “Ilusione” a los colombianos. ¿Qué elementos debe incluir esa propuesta?

C H T. Me parece que lo fundamental es que le planteemos a Colombia, como prioridad, un crecimiento rápido de la economía. Si uno repasa los casos de los distintos países, en lo que tiene que ver con la solución de los problemas sociales, que son los que agobian directamente a la gente, llega a la conclusión de que sólo creciendo rápidamente desde el punto de vista económico, es posible encontrarle solución a los ingentes problemas de la gente.

Esa tiene que ser la prioridad.

Un crecimiento acelerado de la economía nos permitirá atraer inversión, generar empresa, crear más y mejores empleos e incentivar el consumo.

L I. ¿No cree que Colombia está en mora de poner en marcha una política de seguridad democrática, pero enfocada en la lucha contra la corrupción? Que los bienes de los corruptos sean expropiados en su totalidad y que no haya reducciones de penas para los corruptos.

C H T. Absolutamente de acuerdo. Tenga la seguridad de que hay que actuar de esa manera. Además de las medidas que usted señala, con las cuales coincido, tiene que ponerse en marcha una política de buzones electrónicos y físicos para que la gente deposite allí denuncias sobre posibles hechos de corrupción.

Hay que modificar el derecho de herencia para impedir que los bienes y los recursos de los corruptos puedan ser heredados por sus descendientes.

Insisto en el establecimiento de la pared de la vergüenza. No hay mayor disuasión que la vergüenza.

Hay que crear unas cortes especiales para combatir la corrupción, con el fin de agilizar los procesos de investigación y juzgamiento de los acusados por estos hechos.

En el orden internacional, seguiré insistiendo en que Colombia lidere la creación de una corte internacional anticorrupción; algo parecido a la corte penal internacional, pero enfocada en el combate de los sobornos transnacionales.

L I. No existe motivo único para salir a marchar el próximo 1 de abril. Algunos lo hacen, decepcionados por el manejo que el gobierno le dio al resultado del plebiscito, desconociendo el resultado del mismo. Otros más, marcharán motivados por la indignación legítima causada por los escándalos de corrupción que enlodan la legitimidad del gobierno. Hay quienes saldrán a protestar por la crisis económica. En fin: son muchas las razones por las que la ciudadanía se volcará a las calles el 1 de abril. ¿Cuál es el principal motivo por el que usted se sumará a esa jornada cívica de protesta?

C H T. Como usted señala, son múltiples los motivos y aquello va a permitir que se muestre un gran músculo colectivo, ciudadano, democrático, civilista, pacífico y tranquilo el próximo 1 de abril.

Yo, personalmente, voy a salir a protestar contra la corrupción. Voy a salir a protestar contra el mal institucional que se le ha hecho a Colombia, en virtud de las decisiones que ha tomado el presidente Santos.

L I. Le voy a cambiar el tema. Hace unos días, el expresidente Uribe nos sorprendió con una propuesta audaz: la creación de una sola corte, con el fin de acabar con tantos tribunales que hay en el país. ¿Le gusta la propuesta del presidente Uribe? ¿Cómo hacer que esa interesante iniciativa sea realidad?

C H T.  Aquella propuesta es de la mayor importancia para el país. Coincido con ella y voy a salir a explicarla en las visitas que estoy haciendo a distintas zonas del país, con ocasión de mi precandidatura presidencial.

Es importante que la analicemos sin prevenciones, con calma y con espíritu constructivo.

L I. ¿Santos debe renunciar?

C H T. El doctor Juan Manuel Santos tiene que asumir las consecuencias consagradas en las leyes frente a cualquier irregularidad que se haya cometido en sus campañas.

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 22 de 2017