Bogotá: 2 años perdidos

Se cumplen dos años de la Administración de Claudia López y Bogotá no podría estar peor. La inseguridad es crítica y la movilidad es un desastre. Lo que le sobra a la Alcaldesa para pelear le falta para ejecutar y mientras tanto los bogotanos sufren los platos rotos de una administración que ve a la capital como un trampolín para buscar la presidencia en unos años y no como un fin en sí mismo.

En materia de seguridad, la ciudad ha registrado de enero a noviembre de 2021 un empeoramiento de varios indicadores respecto a 2018 y 2019, los años previos a los confinamientos de la pandemia. Por ejemplo, los 1034 homicidios cometidos en este periodo representan un alza del 9% y 12% frente a 2018 y 2019, los 97.053 hurtos a personas ya superan la cifra de 2018 y en lo corrido del año se han robado un 19% y 22% más bicicletas que en 2018 y 2019.

Además, las 4.379 motos robadas este año superan en un 16% y 18% los casos presentados en 2019 y 2018, el Portal Américas se convirtió en una república independiente controlada por el microtráfico y el 96% de los bogotanos se sienten inseguros en la ciudad. Una consecuencia apenas lógica de las pésimas decisiones tomadas por esta administración en este frente.

En efecto, recordemos que López fracturó por completo la relación con la Policía al proponer el desarme de la institución, despojar a los uniformados del fuero penal militar y no respaldar en lo más mínimo al Esmad. Y por si fuera poco, el Distrito en 2021 destinó $60.819 millones más a cultura y recreación que a seguridad, diferencia que increíblemente se ampliará a $145.971 millones en 2022.

Es decir, en Bogotá la Policía trabaja con las uñas, completamente desmoralizada y sin ningún tipo de respaldo político.

Por otro lado, frente a movilidad, la ciudad está imposible. En el fallido POT se saboteó la construcción de la ALO Norte, la extensión de las Av. Boyacá y Av. Ciudad de Cali hasta Chía y la ampliación de la Av. Suba hasta Cota, a lo cual hay que sumar los desastrosos bici-carriles de la 7ma y la 9na.

De hecho, los proyectos que actualmente están en ejecución como el Transmilenio por la Av. 68 o el Metro fueron diseñados, financiados y contratados por la Administración Peñalosa, dado que Claudia López no ha presentado una sola propuesta de infraestructura para descongestionar la ciudad.

Adicionalmente, tuvieron que pasar dos años para que el Distrito decidiera iniciar un plan de choque para tapar 56.000 huecos desde el 25 de diciembre. Aunque la medida es buena, es supremamente tardía y no se asemeja al ritmo con que venía trabajando el Gobierno Peñalosa, donde se arreglaron 400.000 huecos en los primeros tres años del mandato.

Si lo anterior no fuera suficiente, en el campo político la Alcaldía está perdida. El Secretario de Gobierno no fue capaz de sacar adelante el POT ni el Presupuesto en el Concejo. Este último fue expedido por Decreto y ojalá a López no se le ocurra hacer lo mismo con el POT, dado que las consecuencias para la ciudad serían nefastas.

Dos años han pasado y la ciudad no está mejor que en 2019. La expectativa que tenía la ciudadanía con Claudia López en el poder se ha desmoronado notablemente. Mucho grito, mucha pelea y mucho twitter, pero pocas soluciones en las calles. 

@LuisFerCruz12

Publicado: diciembre 29 de 2021

Un comentario en «Bogotá: 2 años perdidos»

Los comentarios están cerrados.