“Todo el mundo ve lo que aparentas ser, pocos experimentan lo que realmente eres.” Maquiavelo.

¿Me estaré embobando? veo mucha gente con confianza, esperanza, sigue crédula en que acá no pasa nada porque Colombia no es Cuba, Venezuela, Nicaragua o Bolivia, y eso pensaron en esos países y ¡tenga! Ahí la llevan.

Nos alarman varios nombramientos que no menciono hasta no obtener una información confiable de sus actuaciones y hojas de vida; pero según comentaristas serios los ven con ojos de alarma. 

Asustan las invasiones de tierra que al estilo chileno ya empiezan a verse en el Sur del Valle del Cauca, la aprobación de leyes sin ser leída su enunciación ni debatidas a profundidad, fina experiencia del presidente del congreso quién, en los acuerdos de La Habana, se ideó el mecanismo del fast track y una resolución más rara que mico a cuadros para pasarse por la galleta el triunfo del plebiscito. Funciona a la maravilla la aplanadora legislativa plena de senadores y representantes espurios cuya ética y moral están en entredicho.

Aterra por decir lo menos el esperpento de Escazú añadido ambiental que permite a cualquier perico de los palotes extranjero disfrazado de ambientalista detener cualquier proyecto donde su ejecución pueda poner en peligro la vida de un pajarito, receta ideológica que se vislumbra en los avales de varios países que solo miran por el ojo izquierdo; en país de ciegos el tuerto es rey.  

El proyecto de los comunes sobre las guardias campesinas comunitarias tiene un franco olor a los colectivos de Hugo Chávez de acuerdo con su redacción, otra alarma en camino.

El ministro de educación Gaviria que, aunque no comparto su pensamiento no me choca, ya habló de imponer en las aulas la verdad del padre de Roux que hasta ahora solo ha generado desconfianza, pero nada dice de restituir las clases de historia y cívica. No pasará mucho tiempo antes de excluir totalmente la religión en la enseñanza para “respetar” la libertad de cultos, aunque en toda religión el precepto fundamental se relaciona con la moral y la ética, algo que va desapareciendo casi por completo. 

Ni se diga a la reforma de la policía, ¿volveremos a la época de los chulavitas y cachiporros? La amputación del ejército se ve venir en el horizonte.

¡Y esto es antes del 7 de agosto!

El Rincón de Dios

“El hombre no puede ser separado de Dios, ni la política de la moral.” Santo Tomás Moro.

@rafuribe

Publicado: agosto 3 de 2022