Escuché el sonido deslizándose debajo de la puerta, los pasos cautelosos de El Observatorio del Planeta, el quincenario del Atlántico que cada dos jueves sale al público. Curioso día para informar. Tinto y jugo, y empezar a leer la crónicas y relatos del Caribe.

Un titular atrajo mi atención y no lo podía creer: en un gesto de transparencia y pedagogía ética el Gobernador de Entrerríos, decidió hacer pública de declaración de renta del año que finalizaba. ¡Qué buen ejemplo! ¡Hará que todos los alcaldes del departamento lo imiten! Lo comentaré con la Red de Veedurías pues este gesto permite impulsar el control social. Por cierto, no es una persona adinerada el funcionario y prometió que otro día publicará las cuentas de su campaña. Pero esta señal, merece nuestro genuino aplauso.

Y al lado, las declaraciones sensatas del Gobernador de Salinas, predicador del nepotismo, quien les pide a sus subalternos no mezclar los negocios particulares con la política. Hace uso de la frase de Su Santidad, “Soñemos Juntos”: cuando dice que la persona que le gusta el dinero, la ostentación y este metal le anestesia sus principios es mejor que se dedique a los negocios. Que busque suerte en empresas particulares y la política hay que dejarla para quienes tengan genuinas labores misionales de servicio público. Estos dos gestos motivaron vibrante discurso del historiador descendiente de Asturias, Andrés Cabral, quien con elocuencia electrizante despertó el sentimiento dormido de las dos provincias.

Mi interés por la salud pública de la región y el comportamiento de la pandemia me obligan seguir avanzando la lectura: las nuevas variantes de SARS-CoV-2. Siguiendo el ejemplo de Merkel, Boris Jonhson y las recomendaciones que dio el Defensor del Pueblo en Colombia, los alcaldes decidieron no hacer corralejas este año. Afirmaba su vocero que en estas fiestas patronales no es posible exigir carné de vacunación a los asistentes. Sin embargo, uno de ellos conocedor profundo del folclor y de vigilancia epidemiológica, había traído del San Jorge un caballo de garrocha para que este fuese el que recorriera la plaza y los aficionados mostraran, aumentado de tamaño y plastificado, el carné. Se impuso la prudencia y estos burgomaestres serán recordados por su genuina protección de sus ciudadanos. Tocó indemnizar a los vendedores de chilenas, pero el deber de preservar la vida está por encima de todo. ¡Excelente alcaldes!

Viene el verano y es hora de pensar en los problemas ambientales y la contaminación del Rio Sinú. Me gustaron las enérgicas declaraciones del alcalde de Los Mochuelos exigiéndole a las empresas sanitarias que cumplan sus obligaciones. Recordando el tratado de Movilla L, su conductor habilita banquito de madera, para que el funcionario, -dieta naturista y siempre punto en blanco, no ensucie sus botas del pantalón de cagajon- y desde este pretil parroquial se dirija a los habitantes. El reporte ambiental del rio hecho por las autoridades es muy preocupante. Está muy lejos del informe transparente de la Contraloría Municipal que con gran independencia y madurez el Concejo Municipal ha respaldado. Con valentía, el presidente de la corporación, lo defendió utilizando el argumento del buen hermano. Le decía a la radio local: ”pueden decir lo que quieran, pero nadie puede afirmar que no hay cariño fraternal”.

Vi muchas caras nuevas y sin antecedentes en los aspirantes a corporaciones públicas. Ocupa su publicidad el 50%: austeridad, ante todo. Se les nota el nerviosismo de la primera vez. Una completa renovación de liderazgo y propuestas trascendentes. Deploro triste el entierro de los pasteles de la Comadre Ayda y la costeñita acompañante. El perifoneo que producía laringitis al final de la tarde fue reemplazado por el celular y a los votantes los siguen desde que se dirigen a la mesa de sufragio. Ya no hay brazalete de las guías e incluso las gorras identificadoras se perdieron. Como ha cambiado esto, añoro a Aloína Banda, la sudorosa líder. Esta aplicación es sofisticadísima; como encontrar mi votante y saber si efectivamente no conejeo el voto. Le facilito un celular baratico, que no lo apague y con el vínculo androide reemplazo la tinta antigua: ya no se llega en abarcas ni en carro de plaza. ¡Estamos en la época de Michael Jordán y de los votos a 200 mil pesitos: el merengue del mejengue!

Y en los comentarios políticos aburridos, que no saboreo, se da por descontado que saldrán dos secretarios, pero siguen las figuras. Al carranceño director de la CVY y la Gerente de Aguas Férricas Regionales, de gran popularidad, les han solicitado en miles de mensajes extender su sacrifico y penuria: por favor: no renuncien. ¡Aguas como cristal de roca! Crisoles de dedicación, entrega y eficiencia. La región los necesita y las nuevas generaciones guardaran sin pudor en la vasija irrompible del hierro de los recuerdos su gestión irrepetible. Y al fin parió Pabla: se instalará una pila con agua de Carranzó para que los Reyes Magos, desde los barrotes, traten de encontrar al Niño Dios en la Ciudad Cultural.

Diptongo: ¡4 bate 2021: la vacunación!

@Rembertoburgose

Publicado: diciembre 23 de 2021